“Frato” en Argentina

Francisco Tonucci, el pedagogo, maestro y dibujante italiano, ya se encuentra en el país para dictar distintas conferencias. Aquí, un fragmento de la entrevista que le realizamos en ocasión de la celebración del 20° aniversario de Fundación Arcor.

mask
Francesco Tonucci realizando una conferencia
Frato en Argentina

A Francisco Tonucci se lo conoce con el seudónimo de Frato. Es el creador del proyecto “La Ciudad de los Niños” que se desarrolla en distintas ciudades del mundo desde hace más de dos décadas. Publicó numerosos artículos y libros, y durante este mes de agosto y principios de septiembre brindará diferentes charlas y conferencias, tanto en Argentina como en Chile. 
Las primera conferencia que dictará y que se denomina “Los niños son la ciudad” será el próximo 19 de agosto en Arroyito a la que para participar es necesario inscribirse a arroyitociudadamiga@gmail.com o por teléfono al 03576 – 424560/451489. Además, en la misma semana, el 21 de agosto será el orador principal de la Conferencia “Más juego, más movimiento: más infancia”, en Córdoba Capital organizada por Fundación Arcor, con el apoyo de La Voz del Interior y la Secretaría de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Córdoba, Se trata de una actividad gratuita con cupos limitados. Por esta razón, para participar es necesario realizar inscripción previa por e-mail a: comunicacionfunarcor@arcor.com, comunicarse al teléfono 0351-4208613 o ingresar al link https://eventioz.com.ar/e/conferencia-mas-juego-mas-movimiento-mas-infancia.

La semana que viene compartiremos con ustedes mayor información sobre sus conferencias en Villa Mercedes, San Luis (29 de agosto), Santiago de Chile (25 de agosto) y en Ciudad Autónoma de Buenos Aires (1 de septiembre).


Fundación Arcorentrevistó a Tonucci durante el Seminario Internacional “Infancias, desafíos y oportunidades. Cruzando saberes y prácticas”, que organizó la institución para celebrar sus primeros sus 20 años de vida. Para el pedagogo italiano es sustancial escuchar lo que dicen los niños para poder cambiar lo que sucede en el mundo. Esta es la idea central de la entrevista, de la cual publicamos el siguiente fragmento. El texto completo lo podes leer Aquí

Entrevista a Francesco Tonucci (2012)

“Los adultos los quieren mucho, pero los escuchan nada”.

-¿Cómo y qué miran los chicos?
-Los chicos miran la realidad desde su punto de vista, así como hacemos todos, sólo que los niños tienen una altura distinta de la nuestra, por lo cual el punto de vista de los niños es más bajo. Esto es una metáfora física de algo que no es sólo físico, pero también es físico. La realidad vista desde la altura de un niño tiene características distintas. Se han hecho estudios sobre cuánto es peligroso para un niño cruzar una calle, porque no puede ver lo que vemos nosotros, él está bajo la altura de los autos, nosotros vemos todo y ellos ven mucho menos. Esto es un ejemplo para decir que los niños ven cosas distintas de las nuestras porque tienen intereses distintos de los nuestros. Dar la palabra a los niños significa ser curiosos e interesados en este otro punto de vista. Y mirando lo que los niños han dicho en más de 20 años de experiencia de este proyecto de Ciudad de los Niños, podemos notar algunos elementos que recorren en la atención de los niños. A ellos les cuesta mucho que los adultos les hagan caso, esta falta de atención, de respeto, de escucha, es todo un tema que los niños sienten mucho, es como si a los adultos no les interesara mucho. Hay un conflicto que los niños notan: los adultos los quieren mucho, pero no los escuchan nada. Esto crea una situación conflictiva. ¿Por qué esto, para los niños, es importante? Ellos se dan cuenta que tienen cosas para decir. Algunos niños lo expresan de forma aparentemente paradójica. Un niño de 5 años de Correggio, una ciudad italiana cercana de Bolonia, decía que ‘si los adultos no escuchan a los niños van a encontrar líos grandes’. Este niño seguro que no sabe mucho lo que está diciendo, pero yo tengo mucha confianza en los niños, hasta pensar que tengan una actitud profética, porque nosotros, al contrario, sabemos que lo que está diciendo es profundamente verdadero. Estamos creando líos enormes, a nivel ambiental, político, moral, económico… Todo este aspecto que los niños notan y que reivindican. Otro aspecto que es típico de los niños y que ven como una falta de respecto de nosotros, los adultos, es el tema del juego, que prácticamente en la ciudad moderna va desapareciendo como forma de juego libre entre amigos en espacios libres, elegidos por un tiempo a disposición de los niños. Los niños discutiendo sobre este tema dicen que no tienen espacios, ni tiempo. Esto abre un conflicto muy importante. Por ejemplo, con la familia y con la escuela. La familia como tiene miedo, prefiere inscribir a los hijos a cursos y cursillos por la tarde, gastando bastante dinero, comprometiendo el tiempo de las mamás, especialmente. Hablamos del síndrome de la mamá taxista, que pasa sus tardes acompañando a los hijos en las distintas actividades y esperándolos mientras la realizan. Prácticamente esto se come casi todo el tiempo de los niños y la escuela con las tareas prácticamente termina para ocuparlo todo. Yo creo que son dos elecciones equivocadas. Creo que sería justo que como familias hagamos un paso atrás devolviendo tiempo libre a los niños. Esta mañana escuché algo muy correcto: que los niños tienen derecho a aburrirse. Creo que es muy importante, porque aburriéndose un niño necesita salirse del aburrimiento, es algo que no se puede soportar, por lo cual es un estímulo muy fuerte a inventar cosas. Claro, cuando el aburrimiento ocurre en una condición positiva donde los niños pueden buscar otros amigos e inventar otros juegos, es un elemento, un motor para crear. Otra cosa es el aburrimiento en casa, en soledad y en un ambiente aparentemente seguro. Porque para salir del aburrimiento en un ambiente que siempre es lo mismo hay que inventar algo que puede ser peligroso, por ejemplo los accidentes domésticos son mayoría y la casa es uno de los ambientes más peligrosos donde los niños viven. La escuela también debe hacer un paso atrás. Estoy luchando con todas mis fuerzas contra las tareas. Creo que la escuela no tiene derecho a ocupar el tiempo que no es suyo. La escuela ya tiene un tiempo muy largo, 4, 5, 6 horas cada día, debería ser suficiente por todo lo que necesita y no es correcto invadir el tiempo de la tarde, que es el tiempo de los niños o de las familias, y es donde se debería colocar el tema del juego. De hecho, hoy en día, el juego, que en la Convención de los Derechos del Niño se reconoce como uno de los derechos de los niños, en las ciudades y en las casas muchas veces es prohibido. Esto es un abuso. Un cartel que diga prohibido jugar es un cartel ilegal porque viola el Artículo 31 de la Convención de los Derechos del Niño que es una ley nacional argentina vinculante y obligatoria. Unos adultos que llaman al policía diciendo que los niños están molestando porque hacen ruido, debería generar que les hagan una multa porque están molestando a los niños.


-Invertir la acción...
-Así es en el derecho. Parece siempre en plan de chiste, pero no es así. Me gustó mucho un cartel que leí en Lima, en Miraflores, el cartel decía: “Prohibido jugar a la pelota, excepto niños”. Perfecto. Yo estoy de acuerdo. Porque a un joven yo le puedo decir que si quiere jugar a la pelota vaya a una cancha. Pero a un niño, cuando uso el término niño, llego hasta los 10, 11 años, a la primaria y en esta edad los niños deberían poder jugar dónde quieran y cómo quieran. Muy conectado con el tema del juego, está el tema del espacio público. Prácticamente hoy la ciudad ha renunciado al espacio público transformándolo es espacio de movimiento o aparcamiento de autos privados. Estudios italianos de asociaciones de medio ambiente demostraban que el 80% del espacio público es constantemente privatizado por la presencia de aparcamientos o movimiento de autos privados. Esto significa que como quienes conducen son una minoría de la población, una minoría ocupa prácticamente todo el espacio. Y a los niños les damos un espacio reservado, esas plazas para niños, todas iguales, horizontales, con rejas, donde los niños tienen que ir acompañados por los padres y que se puede notar muy bien que no tienen nada que ver con el juego. Por lo cual los niños denuncian una ciudad que no es para ellos.

Información relacionada:

Te puede interesar:

 

Términos

Las publicaciones de Fundación Arcor se suministran de manera gratuita. En esta sección ud. podrá descargarlas en formato PDF.

Previo a efectuar la descarga deberá leer atentamente los TERMINOS Y CONDICIONES DE USO, y en caso de estar de acuerdo, aceptarlos para poder efectuar la descarga. Caso contrario, la misma no será posible.

Para pedir alguna publicación en formato impreso, siempre que haya ejemplares disponibles, es imprescindible enviar un e-mail a: funarcor@arcor.com, detallando el nombre completo de la publicación solicitada (máximo tres por solicitud). A vuelta de correo se confirmará su disponibilidad, las instrucciones para reclamarla y, si es fuera de Argentina, el valor del envío y la cuenta donde deberá consignarse.

Al acceder al sitio de Fundación Arcor, en adelante Fundación Arcor, en la dirección www.fundacionarcor.org, en adelante el Sitio, y/o a cualquiera de las páginas que a través del mismo puede conocer, Usted asume el compromiso de dar acabado cumplimiento a los términos y condiciones que se indicarán a continuación. Si no es su voluntad dar cumplimiento a los mismos solicitamos sírvase no acceder a este sitio.

Todos los contenidos del Sitio, incluyendo pero no limitándose a, textos, gráficos, logos, imágenes, iconos y archivos, hardware y software, así como las marcas Fundación Arcor, y www.fundacionarcor.org, son propiedad de Fundación Arcor (excepto que se especifique lo contrario) y están protegidos por las leyes de Propiedad Intelectual.

Los contenidos podrán ser utilizados como una herramienta de comunicación y/o información; cualquier otro uso, incluyendo la reproducción, modificación, distribución o transmisión sin la expresa autorización de Fundación Arcor, está estrictamente prohibida.

Ponemos en su conocimiento que la información suministrada al ingresar a este Sitio es de exclusiva responsabilidad de las empresas, universidades, organismos, y/o terceros, que proveen la misma, siendo Fundación Arcor ajena a cualquier responsabilidad que sobre la misma pudiera corresponder.

La información se provee en el estado en que se encuentra. Fundación Arcor no es responsable por la veracidad y exactitud de la información que en este sitio se provea, ni por los cambios que sobre la misma pudieran acontecer, ni por las pérdidas o daños, sean directos, indirectos o emergentes, que pudieran surgir por la (i) falta de precisión o integridad de los datos, o demoras, interrupciones, errores u omisiones en la entrega de los datos o de cualquier otra información que Ud. reciba a través de este Sitio; o (ii) decisiones o medidas adoptadas por Ud. o por terceros sobre la base de los datos o información suministrada en el Sitio.

Los artículos que pueden conocerse a través de este Sitio son de propiedad exclusiva de sus respectivos autores. Cualquier redistribución, retransmisión o publicación de cualquier material se encuentra estrictamente prohibida sin el previo consentimiento del respectivo dueño o autor. En ningún caso el Sitio será responsable frente a los autores, por el uso que un visitante del Sitio pueda hacer de las obras en él incluidas en violación a ésta prohibición.

El acceso a otras páginas a través de este sitio no importará para Fundación Arcor obligación alguna respecto de la información que en estas otras páginas pudieran describirse, siendo esta responsabilidad única y excluyente de las empresas, organismos y/o terceros que la provean.

Las marcas y/o logos que se encuentren en este Sitio serán de única propiedad de las personas físicas y/o jurídicas que a su nombre las hubieran registrado.

Fundación Arcor no se responsabiliza por los errores u omisiones sobre la información brindada mediante el acceso a este Sitio, o a los demás sitios a los que a través del mismo se pudiera obtener.

Fundación Arcor no se responsabiliza por las demoras, interrupciones y defectos que pudieran existir en las transmisiones, así como tampoco de los virus o fallas del sistema o línea.

Con relación a la información, comunicación, material o mensajes que pudieran ser ofrecidos en este Sitio o la información que a través del mismo se pudiera obtener, Fundación Arcor se reserva el derecho de suprimir, cancelar y/o modificar de cualquier modo los datos o características de ellos no generando esto responsabilidad alguna para Fundación Arcor.

POLITICAS DE PRIVACIDAD

Declaración sobre la política de Fundación Arcor referente a privacidad de los datos incorporados al Sitio.

Declaración General

Debido a que Fundación Arcor recopila cierto tipo de información acerca de los usuarios del Sitio, creemos que usted debe entender plenamente nuestra política con respecto al uso de la información que recogemos. Esta declaración sobre política de privacidad revela qué información recogemos, cómo la usamos y cómo puede corregirse o cambiarse

1. ¿Cómo se reúne la información?

Fundación Arcor sólo reúne sus datos personales cuando Ud. los proporciona en forma directa y con su consentimiento expreso e informado. Los fines de Fundación Arcor al recoger información personal pueden ser para incluir servicios al Usuario, manejo de la red, encuestas, suscripciones, y otros intercambios de información en su Sitio.

Fundación Arcor no revelará ni compartirá esta información que puede identificar a las personas con ninguna otra empresa u organización sin el consentimiento informado del Usuario que proporciona dicha información (excepto cuando así lo requiera la ley o a solicitud del gobierno); tal consentimiento podría ser ofrecido al elegir la opción de recopilar información descrita en el punto 5, abajo. Los datos agregados permiten a Fundación Arcor analizar el tráfico del Sitio.

2. Qué hace Fundación Arcor con la información que recoge?

Fundación Arcor utiliza la información de contacto de los usuarios para enviar información sobre la Fundación Arcor. Los usuarios pueden optar por no recibir envíos en el futuro; véase el punto 5 abajo para elegir si desean recibir o no dicha información. Fundación Arcor puede usar la información personal para determinar los datos demográficos de sus usuarios y distribuir información estadística. Estos datos demográficos siempre representan información agregada y nunca identifican a un usuario específico. La información personal que usted le suministró a Fundación Arcor no será revelada a nadie fuera de Fundación Arcor. Fundación Arcor puede utilizar su dirección IP para ayudar a diagnosticar problemas con el servidor y administrar la página Web de Fundación Arcor.

3. Qué es una cookie?

Una cookie es un pequeño archivo de datos que algunos sitios Web escriben en su disco duro cuando usted los visita. Un archivo cookie puede contener tal información como la identificación del usuario que el sitio utiliza para rastrear las páginas que usted ha visitado. Pero la única información personal que un cookie puede contener es información que usted mismo suministra. Una cookie no puede leer datos de su disco duro ni leer los archivos cookie creados por otros sitios.

De de vez en cuando, el Sitio de Fundación Arcor utiliza cookies para rastrear los patrones de tráfico del usuario. Si usted ha ajustado su navegador para que le avise antes de aceptar cookies, recibirá el mensaje de advertencia con cada cookie. Usted puede rehusar aceptar cookies, desactivándolas en su navegador. Usted no necesita tener las cookies activadas para usar el Sitio de Fundación Arcor. Si usted rehusa aceptar cookies, existe la posibilidad de que usted no tenga acceso a ciertos aspectos del Sitio.

El Sitio de Fundación Arcor podría contener enlaces con otros sitios. Fundación Arcor advierte que al no ser titular de la información contenida en, u obtenida a través de, estos vínculos, no es responsable de la veracidad de los mismos ni de la política de privacidad de dichos sitios. Tenga en cuenta que las salas de conversación, foros, tableros de mensajes y/o grupos noticiosos de otros sitios, a los cuales se pudiera acceder a través del Sitio de Fundación Arcor, tampoco resultan servicios prestados por Fundación Arcor ni ésta tiene control sobre los contenidos o la información brindada por ellos.

Recuerde que cualquier información que se revele en estas áreas pasa a ser de dominio público y es usted quien debe tomar precauciones al decidir si desea revelar información personal.

4. Con quién se comparte la información?

El Sitio de Fundación Arcor no comparte información sobre usuarios individuales con ningún tercero u otras empresas. No obstante, tal como se mencionó anteriormente, el Sitio puede compartir información estadística agregada sobre su uso o los servicios de Fundación Arcor para adaptar mejor su contenido a las necesidades de los usuarios y clientes, de acuerdo a los datos demográficos recopilados.

5. Opciones del usuario de recibir o no recibir información

Si por cualquier motivo Fundación Arcor decide recoger y utilizar información que identifica a las personas para cualquier fin que no se haya enumerado anteriormente, Fundación Arcor informará a los usuarios sobre el uso de información que puede identificar a las personas individualmente No obstante cualquier otra provisión en esta declaración al contrario, Fundación Arcor tendrá el derecho de divulgar cierta información privada si es requerido por leyes generales o las autoridades regulatorias o legales, para proteger nuestros derechos y/o intereses. Fundación Arcor tiene la capacidad de recoger información sobre los usuarios relacionada con sus intereses. A fin de servirle mejor y ajustar la experiencia de Fundación Arcor a sus necesidades, Fundación Arcor le podrá ofrecer a usted la opción de recibir información de terceros sobre temas que sean de su interés. Según se mencionó anteriormente, Fundación Arcor puede usar la información de contacto del usuario para enviarle información al usuario sobre Fundación Arcor. Los usuarios pueden elegir no recibir envíos futuros, modificando esta opción donde se indique o mandando un mensaje por correo electrónico con su nombre a: [poner dirección de e-mail]

6. Opciones del usuario de modificar la información suministrada.

El Sitio de Fundación Arcor ofrece a los usuarios la capacidad de corregir o cambiar la información recogida durante la registración (véase el punto 5 arriba). Las instrucciones para hacerlo se pueden encontrar en el área de actualización de datos. Los usuarios pueden cambiar esta información en cualquier momento y tan a menudo como sea necesario.

7. Procedimientos de seguridad.

Cuando se trata de información que a criterio de Fundación Arcor haya que proteger, el Sitio opera con sistemas de protección estándar de la industria y de protección de contraseñas. El Sitio de Fundación Arcor utiliza el protocolo de seguridad [cuál?] para transferir datos del navegador al servidor. La información pública no se encuentra protegida.

8. Cambios en la política de Fundación Arcor referente a privacidad.

Si Fundación Arcor decide cambiar su política sobre privacidad para el Sitio www.fundacionarcor.org, anunciará aquí dichos cambios, de manera que usted siempre pueda saber qué información recoge, cómo podría usar dicha información y si la revelará a alguien.