El juego, también en la lectura

Para seguir leyendo en familia, otra gran historia. Esta vez, los invitamos a leer un cuento de Felisberto Hernández, La pelota publicado en Letras de Infancias de Latinoamérica.

mask
Abuela, niño y pelota en un patio
La pelota-Felisberto Hernández

Una abuela, un niño de ocho años y su deseo de tener una pelota son los protagonistas de la historia de Felisberto Hernández. La pelota es el título del cuento incluido en el capítulo Instantáneas de las infancias urbanas de Letras de Infancias en Latinoamérica. Allí también podrás encontrar cuentos de Jorge Luis Borges y Silvina Ocampo, Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Osvaldo Soriano, Isabel Allende, entre otros.
Cualquier momento es una buena oportunidad para leer juntos y en familia, porque además de ser una situación de recreación, el acceso a libros infantiles, sobre todo desde los primeros años de vida,  tienen impactos positivos en el desarrollo del lenguaje, el pensamiento simbólico y en el desarrollo psicomotor. También ayuda a conocer otras realidades y ejercitar la imaginación. Entonces para tener lindos sueños, antes de dormir compartir historias con los chicos es un gran plan.
¡Aprovechemos esa oportunidad para compartir un cuento con los niños y niñas!
Podés descargar el libro completo haciendo click aquí.

Le pelota

Felisberto Hernández

CUANDO YO TENÍA OCHO AÑOS pasé una larga temporada con mi abuela en una casita pobre. Una tarde le pedí muchas veces una pelota de varios colores que yo veía a cada momento en el almacén. Al principio mi abuela me dijo que no podía comprármela, y que yo no la cargoseara; después me amenazó con pegarme; pero al rato y desde la puerta de la casita – pronto para correr– yo le volví a pedir que me comprara la pelota. Pasaron unos instantes y cuando ella se levantó de la máquina donde cosía, yo salí corriendo. Sin embargo ella no me persiguió: empezó a revolver un baúl y a sacar trapos. Cuando me di cuenta que quería hacer una pelota de trapo, me vino mucho fastidio. Jamás esa pelota sería como la del almacén. Mientras ella la forraba y le daba puntadas, me decía que no podía comprar otra y que no había más remedio que conformarse con ésta. Lo malo era que ella me decía que la de trapo sería más linda; era eso lo que me hacía rabiar. Cuando la estaba terminando, vi cómo ella la redondeaba, tuve un instante de sorpresa y sin querer hice una sonrisa; pero enseguida me volví a encaprichar. Al tirarla contra el patio el trapo blanco del forro se ensució de tierra; yo la sacudía y la pelota perdía la forma: me daba angustia de verla tan fea; aquello no era una pelota; yo tenía la ilusión de la otra y empecé a rabiar de nuevo. Después de haberle dado las más furiosas “patadas” me encontré con que la pelota hacía movimientos por su cuenta: tomaba direcciones e iba a lugares que no eran los que yo imaginaba; tenía un poco de voluntad propia y parecía un animalito; le venían caprichos que me hacían pensar que ella tampoco tendría ganas de que yo jugara con ella. A veces se achataba y corría con una dificultad ridícula; de pronto parecía que iba a parar, pero después resolvía dar dos o tres vueltas más. En una de esas veces que le pegué con todas mis fuerzas, no tomó dirección ninguna y quedó dando vueltas a una velocidad vertiginosa. Quise que eso se repitiera pero no lo conseguí. Cuando me cansé, se me ocurrió que aquel era un juego muy bobo; casi todo el trabajo lo tenía que hacer yo; pegarle a la pelota era lindo; pero después uno se cansaba de ir a buscarla a cada momento. Entonces la abandoné en la mitad del patio. Después volví a pensar en la del almacén y a pedirle a mi abuela que me la comprara. Ella volvió a negármela pero me mandó a comprar dulce de membrillo. (Cuando era día de fiesta o estábamos tristes, comíamos dulce de membrillo). En el momento de cruzar el patio para ir al almacén, vi la pelota tan tranquila que me tentó y quise pegarle una “patada” bien en el medio y bien fuerte; para conseguirlo tuve que ensayarlo varias veces. Como yo iba al almacén, mi abuela me la quitó y me dijo que me la daría cuando volviera. En el almacén no quise mirar la otra, aunque sentía que ella me miraba a mí con sus colores fuertes. Después que nos comimos el dulce yo empecé de nuevo a desear la pelota que mi abuela me había quitado; pero cuando me la dio y jugué de nuevo me aburrí muy pronto. Entonces decidí ponerla en el portón y cuando pasara uno por la calle pegarle un pelotazo. Esperé sentado encima de ella. No pasó nadie. Al rato me paré para seguir jugando y al mirarla la encontré más ridícula que nunca; había quedado chata como una torta. Al principio me hizo gracia y me la ponía en la cabeza, la tiraba al suelo para sentir el ruido sordo que hacía al caer contra el piso de tierra y por último la hacía correr de costado como si fuera una rueda.
Cuando me volvió el cansancio y la angustia le fui a decir a mi abuela que aquello no era una pelota, que era una torta y que si ella no me compraba la del almacén yo me moriría de tristeza. Ella se empezó a reír y a hacer saltar su gran barriga. Entonces yo puse mi cabeza en su abdomen y sin sacarla de allí me senté en una silla que mi abuela me arrimó. La barriga era como una gran pelota caliente que subía y bajaba con la respiración. Y después yo me fui quedando dormido.

Información relacionada

Compartir la lectura en familia

Te puede interesar

Instantáneas de las infancias urbanas
¡Un relato para disfrutar!
La magia de la lectura
Para leer en el verano

Campañas "Jugar con ojos de niño":
Lo tiene todoDerecho-deberEstacionarNenes y nenasPatioPlayaPlazaVestirse
PantallaEscuelaMuseoRayuela,Parque

Términos

Las publicaciones de Fundación Arcor se suministran de manera gratuita. En esta sección ud. podrá descargarlas en formato PDF.

Previo a efectuar la descarga deberá leer atentamente los TERMINOS Y CONDICIONES DE USO, y en caso de estar de acuerdo, aceptarlos para poder efectuar la descarga. Caso contrario, la misma no será posible.

Para pedir alguna publicación en formato impreso, siempre que haya ejemplares disponibles, es imprescindible enviar un e-mail a: funarcor@arcor.com, detallando el nombre completo de la publicación solicitada (máximo tres por solicitud). A vuelta de correo se confirmará su disponibilidad, las instrucciones para reclamarla y, si es fuera de Argentina, el valor del envío y la cuenta donde deberá consignarse.

Al acceder al sitio de Fundación Arcor, en adelante Fundación Arcor, en la dirección www.fundacionarcor.org, en adelante el Sitio, y/o a cualquiera de las páginas que a través del mismo puede conocer, Usted asume el compromiso de dar acabado cumplimiento a los términos y condiciones que se indicarán a continuación. Si no es su voluntad dar cumplimiento a los mismos solicitamos sírvase no acceder a este sitio.

Todos los contenidos del Sitio, incluyendo pero no limitándose a, textos, gráficos, logos, imágenes, iconos y archivos, hardware y software, así como las marcas Fundación Arcor, y www.fundacionarcor.org, son propiedad de Fundación Arcor (excepto que se especifique lo contrario) y están protegidos por las leyes de Propiedad Intelectual.

Los contenidos podrán ser utilizados como una herramienta de comunicación y/o información; cualquier otro uso, incluyendo la reproducción, modificación, distribución o transmisión sin la expresa autorización de Fundación Arcor, está estrictamente prohibida.

Ponemos en su conocimiento que la información suministrada al ingresar a este Sitio es de exclusiva responsabilidad de las empresas, universidades, organismos, y/o terceros, que proveen la misma, siendo Fundación Arcor ajena a cualquier responsabilidad que sobre la misma pudiera corresponder.

La información se provee en el estado en que se encuentra. Fundación Arcor no es responsable por la veracidad y exactitud de la información que en este sitio se provea, ni por los cambios que sobre la misma pudieran acontecer, ni por las pérdidas o daños, sean directos, indirectos o emergentes, que pudieran surgir por la (i) falta de precisión o integridad de los datos, o demoras, interrupciones, errores u omisiones en la entrega de los datos o de cualquier otra información que Ud. reciba a través de este Sitio; o (ii) decisiones o medidas adoptadas por Ud. o por terceros sobre la base de los datos o información suministrada en el Sitio.

Los artículos que pueden conocerse a través de este Sitio son de propiedad exclusiva de sus respectivos autores. Cualquier redistribución, retransmisión o publicación de cualquier material se encuentra estrictamente prohibida sin el previo consentimiento del respectivo dueño o autor. En ningún caso el Sitio será responsable frente a los autores, por el uso que un visitante del Sitio pueda hacer de las obras en él incluidas en violación a ésta prohibición.

El acceso a otras páginas a través de este sitio no importará para Fundación Arcor obligación alguna respecto de la información que en estas otras páginas pudieran describirse, siendo esta responsabilidad única y excluyente de las empresas, organismos y/o terceros que la provean.

Las marcas y/o logos que se encuentren en este Sitio serán de única propiedad de las personas físicas y/o jurídicas que a su nombre las hubieran registrado.

Fundación Arcor no se responsabiliza por los errores u omisiones sobre la información brindada mediante el acceso a este Sitio, o a los demás sitios a los que a través del mismo se pudiera obtener.

Fundación Arcor no se responsabiliza por las demoras, interrupciones y defectos que pudieran existir en las transmisiones, así como tampoco de los virus o fallas del sistema o línea.

Con relación a la información, comunicación, material o mensajes que pudieran ser ofrecidos en este Sitio o la información que a través del mismo se pudiera obtener, Fundación Arcor se reserva el derecho de suprimir, cancelar y/o modificar de cualquier modo los datos o características de ellos no generando esto responsabilidad alguna para Fundación Arcor.

POLITICAS DE PRIVACIDAD

Declaración sobre la política de Fundación Arcor referente a privacidad de los datos incorporados al Sitio.

Declaración General

Debido a que Fundación Arcor recopila cierto tipo de información acerca de los usuarios del Sitio, creemos que usted debe entender plenamente nuestra política con respecto al uso de la información que recogemos. Esta declaración sobre política de privacidad revela qué información recogemos, cómo la usamos y cómo puede corregirse o cambiarse

1. ¿Cómo se reúne la información?

Fundación Arcor sólo reúne sus datos personales cuando Ud. los proporciona en forma directa y con su consentimiento expreso e informado. Los fines de Fundación Arcor al recoger información personal pueden ser para incluir servicios al Usuario, manejo de la red, encuestas, suscripciones, y otros intercambios de información en su Sitio.

Fundación Arcor no revelará ni compartirá esta información que puede identificar a las personas con ninguna otra empresa u organización sin el consentimiento informado del Usuario que proporciona dicha información (excepto cuando así lo requiera la ley o a solicitud del gobierno); tal consentimiento podría ser ofrecido al elegir la opción de recopilar información descrita en el punto 5, abajo. Los datos agregados permiten a Fundación Arcor analizar el tráfico del Sitio.

2. Qué hace Fundación Arcor con la información que recoge?

Fundación Arcor utiliza la información de contacto de los usuarios para enviar información sobre la Fundación Arcor. Los usuarios pueden optar por no recibir envíos en el futuro; véase el punto 5 abajo para elegir si desean recibir o no dicha información. Fundación Arcor puede usar la información personal para determinar los datos demográficos de sus usuarios y distribuir información estadística. Estos datos demográficos siempre representan información agregada y nunca identifican a un usuario específico. La información personal que usted le suministró a Fundación Arcor no será revelada a nadie fuera de Fundación Arcor. Fundación Arcor puede utilizar su dirección IP para ayudar a diagnosticar problemas con el servidor y administrar la página Web de Fundación Arcor.

3. Qué es una cookie?

Una cookie es un pequeño archivo de datos que algunos sitios Web escriben en su disco duro cuando usted los visita. Un archivo cookie puede contener tal información como la identificación del usuario que el sitio utiliza para rastrear las páginas que usted ha visitado. Pero la única información personal que un cookie puede contener es información que usted mismo suministra. Una cookie no puede leer datos de su disco duro ni leer los archivos cookie creados por otros sitios.

De de vez en cuando, el Sitio de Fundación Arcor utiliza cookies para rastrear los patrones de tráfico del usuario. Si usted ha ajustado su navegador para que le avise antes de aceptar cookies, recibirá el mensaje de advertencia con cada cookie. Usted puede rehusar aceptar cookies, desactivándolas en su navegador. Usted no necesita tener las cookies activadas para usar el Sitio de Fundación Arcor. Si usted rehusa aceptar cookies, existe la posibilidad de que usted no tenga acceso a ciertos aspectos del Sitio.

El Sitio de Fundación Arcor podría contener enlaces con otros sitios. Fundación Arcor advierte que al no ser titular de la información contenida en, u obtenida a través de, estos vínculos, no es responsable de la veracidad de los mismos ni de la política de privacidad de dichos sitios. Tenga en cuenta que las salas de conversación, foros, tableros de mensajes y/o grupos noticiosos de otros sitios, a los cuales se pudiera acceder a través del Sitio de Fundación Arcor, tampoco resultan servicios prestados por Fundación Arcor ni ésta tiene control sobre los contenidos o la información brindada por ellos.

Recuerde que cualquier información que se revele en estas áreas pasa a ser de dominio público y es usted quien debe tomar precauciones al decidir si desea revelar información personal.

4. Con quién se comparte la información?

El Sitio de Fundación Arcor no comparte información sobre usuarios individuales con ningún tercero u otras empresas. No obstante, tal como se mencionó anteriormente, el Sitio puede compartir información estadística agregada sobre su uso o los servicios de Fundación Arcor para adaptar mejor su contenido a las necesidades de los usuarios y clientes, de acuerdo a los datos demográficos recopilados.

5. Opciones del usuario de recibir o no recibir información

Si por cualquier motivo Fundación Arcor decide recoger y utilizar información que identifica a las personas para cualquier fin que no se haya enumerado anteriormente, Fundación Arcor informará a los usuarios sobre el uso de información que puede identificar a las personas individualmente No obstante cualquier otra provisión en esta declaración al contrario, Fundación Arcor tendrá el derecho de divulgar cierta información privada si es requerido por leyes generales o las autoridades regulatorias o legales, para proteger nuestros derechos y/o intereses. Fundación Arcor tiene la capacidad de recoger información sobre los usuarios relacionada con sus intereses. A fin de servirle mejor y ajustar la experiencia de Fundación Arcor a sus necesidades, Fundación Arcor le podrá ofrecer a usted la opción de recibir información de terceros sobre temas que sean de su interés. Según se mencionó anteriormente, Fundación Arcor puede usar la información de contacto del usuario para enviarle información al usuario sobre Fundación Arcor. Los usuarios pueden elegir no recibir envíos futuros, modificando esta opción donde se indique o mandando un mensaje por correo electrónico con su nombre a: [poner dirección de e-mail]

6. Opciones del usuario de modificar la información suministrada.

El Sitio de Fundación Arcor ofrece a los usuarios la capacidad de corregir o cambiar la información recogida durante la registración (véase el punto 5 arriba). Las instrucciones para hacerlo se pueden encontrar en el área de actualización de datos. Los usuarios pueden cambiar esta información en cualquier momento y tan a menudo como sea necesario.

7. Procedimientos de seguridad.

Cuando se trata de información que a criterio de Fundación Arcor haya que proteger, el Sitio opera con sistemas de protección estándar de la industria y de protección de contraseñas. El Sitio de Fundación Arcor utiliza el protocolo de seguridad [cuál?] para transferir datos del navegador al servidor. La información pública no se encuentra protegida.

8. Cambios en la política de Fundación Arcor referente a privacidad.

Si Fundación Arcor decide cambiar su política sobre privacidad para el Sitio www.fundacionarcor.org, anunciará aquí dichos cambios, de manera que usted siempre pueda saber qué información recoge, cómo podría usar dicha información y si la revelará a alguien.