"Los chicos no tienen libertad para moverse"

Gustavo Moreno está convencido de que hay que modificar los hábitos de vida cotidiana, reconvertir la educación física en las escuelas y encontrar propuestas motivadoras para recuperar la actividad física y mejorar la salud.

mask
Niño sentado en juego de parque
"Los chicos no tienen libertad para moverse"
Moreno es Coordinador del Programa Nacional de Deporte y Salud, del Plan Nacional de Deporte Social, de la Secretaria de Deportes de la Nación. Explica que en Argentina 6 de cada 10 personas son sedentarias y agrega que "como consecuencia de estos hábitos de vida sedentarios tenemos que Cuatro de cada diez argentinos tienen sobrepeso. En el año 2005 se midió un sobrepeso en los argentinos del 34.4%, aumentando en 2009 a 35,4 y llegando en 2013 a 37,1% de la población".
Resalta las conclusiones de la Cumbre de las Naciones Unidas de 2011, denominada "Cuando el Mundo se Mueve hacia la actividad física y el deporte" para plantear la necesidad de incrementar la actividad física. Apunta que el encuentro se llevó a cabo porque "se estima que en menos de 20 años, si no se detiene el aumento de las ECNT (Enfermedades Crónicas No Transmisibles), causadas por el sedentarismo, exceso de peso y obesidad, estas harán colapsar todos los sistemas públicos de salud". En las conclusiones que leyó el secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, se afirma justamente que "es necesario incrementar la participación de la población en general en la actividad física. (...) Con un poco de esfuerzo y políticas públicas compartidas con programas que promuevan un envejecimiento activo y saludable, podemos revertir entre todos esta tendencia".

A continuación la parte más relevante de la entrevista.

¿Cuál es la situación de la actividad física en Argentina?
El 60% de la población tiene un estilo de vida sedentario y eso repercute en la salud en general. La inactividad física trepó del 46,2 al 55,1% entre 2007 y 2013. Esta situación es más significativa en las mujeres que en los varones a partir de finalizar el ciclo secundario de la educación. Aquí es donde se observa que la educación física escolar, que debe formar hábitos de actividad física para toda la vida no cumple con ese propósito y no deja esa semilla. La educación física no nos está dando resultado para luchar contra el sedentarismo, debemos apelar a algo integral. En el Congreso Mundial de Actividad Física y Salud Pública que se realizó en la ciudad de Toronto (Canadá), surgió la propuesta de las siete inversiones que mejor funcionan en el mundo. La actividad física en la escuela y los programas integrales escolares están en esa propuesta. La educación física debe promover la actividad física para toda la vida y el gusto por ella, y no tanto deporte. Los profesores de educación física perdieron el rol de educadores del movimiento para convertirse en entrenadores deportivos.  A este planteo deben sumarse los kioscos saludables y una acción institucional donde las materias biológicas y sociales introduzcan contenidos sobre alimentación saludable, y lucha contra el tabaco y las bebidas azucaradas. Es el modo de luchar contra este flagelo del sedentarismo y la obesidad. La actividad física es muy importante porque de lo contrario, a los 3 años de vida, empiezan a obstruirse las arterias y a los 18 años una persona  puede tener un 40% de las arterias obstruidas. Esa conducta puede concluir con un infarto.

¿Qué sostiene a estas prácticas sedentarias?
Son muchos factores. El acceso a deportes formales, fitness y la educación física no están dando resultado para luchar contra el sedentarismo... ¿Cuál es la apuesta en el mundo? Las actividades de la vida diaria, cambiar los hábitos de la vida diaria. En ese sentido, se encuentra el tiempo que los niños pasan frente a una pantalla y la inseguridad. Antes, cuando íbamos al Supermercado nos dejaban jugar entre las góndolas, ahora a los chicos los llevan adentro del carrito por seguridad. En este momento, en Buenos Aires, se alquilan carritos para llevar a tu hijo por el shopping, encima le compras una gaseosa para que vaya entretenido. Una combinación explosiva de sedentarismo y bebidas edulcoradas. También los chicos van a mirar las vidrieras y hacen lo que vos haces, ni siquiera la libertad del juego simbólico. No están libres para moverse, correr. Hoy en los barrios no hay potreros, no podes andar en patines, la inseguridad los lleva a estar adentro de sus casas y adentro están las pantallas. Antes también se caminaba o se iba en bici a determinados lugares como la escuela, pero ahora prima el transporte automotor. El mundo está creado para los autos, las ciudades no son amigables, están diseñadas para que circulen autos y ómnibus. Entonces, no hay oportunidad, los chicos se levantan, los llevan a la escuela, los van a buscar, no pueden salir a la calle, no se sueltan de la mano de los padres.. En el colegio hacen educación física una o dos veces por semana, con clases que no superan los 30 minutos, porque el tiempo real no supera los 30 minutos por clase. Todo esto atenta contra la actividad física. La realidad es que los chicos no tienen oportunidad de tener por lo menos 60 minutos diarios de actividad física.

¿Cómo pueden competir el movimiento y la actividad física frente a la TV, los videos juegos y la falta de espacio público?
Hoy se sabe que si podemos lograr la motivación, la gente se mueve. Un ejemplo: En Estocolmo, Suecia, en el subte, donde había una escalera mecánica y otra fija para subir y bajar, una noche montaron un piano. A la mañana siguiente, atraídos por la novedad, el 70% usó la esclarea fija que es un piano porque con cada paso que daban se emitía un sonido... Así hasta que casi nadie usaba la escalera mecánica. Como suele suceder, los niños entusiasmados con hacer sonar el piano hacían más cosas sobre la escalera, y en el video que se hizo para registrar la experiencia, finaliza con uno de ellos interpretando una sinfonía de Beethoven. Es impresionante, los chicos ya estaban haciendo música. El tema es que no le encontramos la motivación. Ahora apareció otra estrategia a partir de la comercialización de los cuenta pasos o "Pasómetros", que miden los pasos que haces durante todo el día. En ese sentido sabemos que las actividades cotidianas no superan los 2.500 pasos por día; con 5.000 pasos diarios se producen efectos beneficiosos sobre el sistema cardiovascular; con 9.000 se puede evitar sobrepeso y con 15.000 pasos se puede adelgazar. Pero para hacerlo, con este sistema de los pasos te das cuenta que tenés que cambiar todo tu estilo de vida. Por eso es necesario educar para la actividad física en todos los niveles de la educación. Si no lo hacemos, en veinte años van a colapsar todos los sistemas de salud. Para que no suceda, tenemos que reducir la incidencia de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) y eso depende de sumar alimentación saludable y actividad física y movimiento. Hay que trabajar para cambiar o modificar actitudes, en vez de subir o bajar por ascensores, hay que hacerlo por la escalera; en lugar de utilizar el auto para transportarnos, hay que ir caminando o en bicicleta.

¿Cómo se entrelazan juego y movimiento?
El juego es fundamental. El deporte se comió a la educación física. Hace treinta años las clases de educación física consistían en 30 minutos de juego, 20 a 30 minutos de juegos pre-deportivos y una vuelta a la calma con un juego de recreación. Hoy se arman los equipos para hacer deporte competitivo, y la vuelta a la calma se hace con penales o tiros al aro de básquet. El juego es fundamental en el desarrollo humano y de la niñez, tanto el  simbólico que se hace en el jardín de infantes hasta el juego motor, que mejora la coordinación, flexibilidad, fuerza, y resistencia y el juego cuando comenzamos a hacer deporte. Soy ferviente promotor en la educación física escolar, considero que hay que volver a las fuentes, a la actividad física, a las escuelas de gimnasia, a una educación física infantil, al juego pre-deportivo y a no hacer tanto deporte. Es  necesario trasladar esta concepción del juego a la casa y a los padres.

¿Qué estrategias resultan más efectivas para promover la actividad física?
En el Congreso Mundial de Actividad Física y Salud Pública que se realizó en la ciudad de Toronto (Canadá) se presentó el documento conocido como "La Carta de Toronto",  en el que se desarrollan las siete inversiones que mejor han funcionado para la promoción de la actividad física. Ellas son las siguientes: Programas escolares integrales de deporte y alimentación saludable; Políticas y sistemas de transporte que den prioridad a los desplazamientos a pie, en bicicleta y en transporte público; Normativa e infraestructura de diseño urbano que permitan un acceso equitativo y seguro para la actividad física y el deporte y fomenten los hábitos a lo largo de toda la vida; Programas de actividad física y prevención de Enfermedades No Transmisibles integrados a los sistemas de prevención primaria y secundaria de salud; Educar a la población, utilizando a los medios de comunicación para concientizarla y modificar normas sociales en materia de actividad física y deporte; Programas dirigidos a la comunidad, donde participen diversos entornos y sectores y que movilicen a la comunidad y a sus recursos y los integren; Sistemas y programas deportivos que promueven el deporte social y fomenten su práctica en todas las etapas de la vida.

GUSTAVO MORENO

Licenciado en Educación Física y Deportes en la Universidad de Flores. Master en “Diseño y Gestión de Programas”, Director de Juegos Regionales y Latinoamericanos y Coordinador del Programa Nacional de Deporte y Salud, del Plan Nacional de Deporte Social, de la Secretaria de Deportes de la Nación. Coordina la Red Nacional de Actividad Física y Salud Pública, representando a la Argentina en el RAFA-PANA, Red de Actividad Física de las Américas.

Información relacionada

¡Agendá esta fecha!
"La familia puede incentivar la vida activa en los chicos"

Términos

Las publicaciones de Fundación Arcor se suministran de manera gratuita. En esta sección ud. podrá descargarlas en formato PDF.

Previo a efectuar la descarga deberá leer atentamente los TERMINOS Y CONDICIONES DE USO, y en caso de estar de acuerdo, aceptarlos para poder efectuar la descarga. Caso contrario, la misma no será posible.

Para pedir alguna publicación en formato impreso, siempre que haya ejemplares disponibles, es imprescindible enviar un e-mail a: funarcor@arcor.com, detallando el nombre completo de la publicación solicitada (máximo tres por solicitud). A vuelta de correo se confirmará su disponibilidad, las instrucciones para reclamarla y, si es fuera de Argentina, el valor del envío y la cuenta donde deberá consignarse.

Al acceder al sitio de Fundación Arcor, en adelante Fundación Arcor, en la dirección www.fundacionarcor.org, en adelante el Sitio, y/o a cualquiera de las páginas que a través del mismo puede conocer, Usted asume el compromiso de dar acabado cumplimiento a los términos y condiciones que se indicarán a continuación. Si no es su voluntad dar cumplimiento a los mismos solicitamos sírvase no acceder a este sitio.

Todos los contenidos del Sitio, incluyendo pero no limitándose a, textos, gráficos, logos, imágenes, iconos y archivos, hardware y software, así como las marcas Fundación Arcor, y www.fundacionarcor.org, son propiedad de Fundación Arcor (excepto que se especifique lo contrario) y están protegidos por las leyes de Propiedad Intelectual.

Los contenidos podrán ser utilizados como una herramienta de comunicación y/o información; cualquier otro uso, incluyendo la reproducción, modificación, distribución o transmisión sin la expresa autorización de Fundación Arcor, está estrictamente prohibida.

Ponemos en su conocimiento que la información suministrada al ingresar a este Sitio es de exclusiva responsabilidad de las empresas, universidades, organismos, y/o terceros, que proveen la misma, siendo Fundación Arcor ajena a cualquier responsabilidad que sobre la misma pudiera corresponder.

La información se provee en el estado en que se encuentra. Fundación Arcor no es responsable por la veracidad y exactitud de la información que en este sitio se provea, ni por los cambios que sobre la misma pudieran acontecer, ni por las pérdidas o daños, sean directos, indirectos o emergentes, que pudieran surgir por la (i) falta de precisión o integridad de los datos, o demoras, interrupciones, errores u omisiones en la entrega de los datos o de cualquier otra información que Ud. reciba a través de este Sitio; o (ii) decisiones o medidas adoptadas por Ud. o por terceros sobre la base de los datos o información suministrada en el Sitio.

Los artículos que pueden conocerse a través de este Sitio son de propiedad exclusiva de sus respectivos autores. Cualquier redistribución, retransmisión o publicación de cualquier material se encuentra estrictamente prohibida sin el previo consentimiento del respectivo dueño o autor. En ningún caso el Sitio será responsable frente a los autores, por el uso que un visitante del Sitio pueda hacer de las obras en él incluidas en violación a ésta prohibición.

El acceso a otras páginas a través de este sitio no importará para Fundación Arcor obligación alguna respecto de la información que en estas otras páginas pudieran describirse, siendo esta responsabilidad única y excluyente de las empresas, organismos y/o terceros que la provean.

Las marcas y/o logos que se encuentren en este Sitio serán de única propiedad de las personas físicas y/o jurídicas que a su nombre las hubieran registrado.

Fundación Arcor no se responsabiliza por los errores u omisiones sobre la información brindada mediante el acceso a este Sitio, o a los demás sitios a los que a través del mismo se pudiera obtener.

Fundación Arcor no se responsabiliza por las demoras, interrupciones y defectos que pudieran existir en las transmisiones, así como tampoco de los virus o fallas del sistema o línea.

Con relación a la información, comunicación, material o mensajes que pudieran ser ofrecidos en este Sitio o la información que a través del mismo se pudiera obtener, Fundación Arcor se reserva el derecho de suprimir, cancelar y/o modificar de cualquier modo los datos o características de ellos no generando esto responsabilidad alguna para Fundación Arcor.

POLITICAS DE PRIVACIDAD

Declaración sobre la política de Fundación Arcor referente a privacidad de los datos incorporados al Sitio.

Declaración General

Debido a que Fundación Arcor recopila cierto tipo de información acerca de los usuarios del Sitio, creemos que usted debe entender plenamente nuestra política con respecto al uso de la información que recogemos. Esta declaración sobre política de privacidad revela qué información recogemos, cómo la usamos y cómo puede corregirse o cambiarse

1. ¿Cómo se reúne la información?

Fundación Arcor sólo reúne sus datos personales cuando Ud. los proporciona en forma directa y con su consentimiento expreso e informado. Los fines de Fundación Arcor al recoger información personal pueden ser para incluir servicios al Usuario, manejo de la red, encuestas, suscripciones, y otros intercambios de información en su Sitio.

Fundación Arcor no revelará ni compartirá esta información que puede identificar a las personas con ninguna otra empresa u organización sin el consentimiento informado del Usuario que proporciona dicha información (excepto cuando así lo requiera la ley o a solicitud del gobierno); tal consentimiento podría ser ofrecido al elegir la opción de recopilar información descrita en el punto 5, abajo. Los datos agregados permiten a Fundación Arcor analizar el tráfico del Sitio.

2. Qué hace Fundación Arcor con la información que recoge?

Fundación Arcor utiliza la información de contacto de los usuarios para enviar información sobre la Fundación Arcor. Los usuarios pueden optar por no recibir envíos en el futuro; véase el punto 5 abajo para elegir si desean recibir o no dicha información. Fundación Arcor puede usar la información personal para determinar los datos demográficos de sus usuarios y distribuir información estadística. Estos datos demográficos siempre representan información agregada y nunca identifican a un usuario específico. La información personal que usted le suministró a Fundación Arcor no será revelada a nadie fuera de Fundación Arcor. Fundación Arcor puede utilizar su dirección IP para ayudar a diagnosticar problemas con el servidor y administrar la página Web de Fundación Arcor.

3. Qué es una cookie?

Una cookie es un pequeño archivo de datos que algunos sitios Web escriben en su disco duro cuando usted los visita. Un archivo cookie puede contener tal información como la identificación del usuario que el sitio utiliza para rastrear las páginas que usted ha visitado. Pero la única información personal que un cookie puede contener es información que usted mismo suministra. Una cookie no puede leer datos de su disco duro ni leer los archivos cookie creados por otros sitios.

De de vez en cuando, el Sitio de Fundación Arcor utiliza cookies para rastrear los patrones de tráfico del usuario. Si usted ha ajustado su navegador para que le avise antes de aceptar cookies, recibirá el mensaje de advertencia con cada cookie. Usted puede rehusar aceptar cookies, desactivándolas en su navegador. Usted no necesita tener las cookies activadas para usar el Sitio de Fundación Arcor. Si usted rehusa aceptar cookies, existe la posibilidad de que usted no tenga acceso a ciertos aspectos del Sitio.

El Sitio de Fundación Arcor podría contener enlaces con otros sitios. Fundación Arcor advierte que al no ser titular de la información contenida en, u obtenida a través de, estos vínculos, no es responsable de la veracidad de los mismos ni de la política de privacidad de dichos sitios. Tenga en cuenta que las salas de conversación, foros, tableros de mensajes y/o grupos noticiosos de otros sitios, a los cuales se pudiera acceder a través del Sitio de Fundación Arcor, tampoco resultan servicios prestados por Fundación Arcor ni ésta tiene control sobre los contenidos o la información brindada por ellos.

Recuerde que cualquier información que se revele en estas áreas pasa a ser de dominio público y es usted quien debe tomar precauciones al decidir si desea revelar información personal.

4. Con quién se comparte la información?

El Sitio de Fundación Arcor no comparte información sobre usuarios individuales con ningún tercero u otras empresas. No obstante, tal como se mencionó anteriormente, el Sitio puede compartir información estadística agregada sobre su uso o los servicios de Fundación Arcor para adaptar mejor su contenido a las necesidades de los usuarios y clientes, de acuerdo a los datos demográficos recopilados.

5. Opciones del usuario de recibir o no recibir información

Si por cualquier motivo Fundación Arcor decide recoger y utilizar información que identifica a las personas para cualquier fin que no se haya enumerado anteriormente, Fundación Arcor informará a los usuarios sobre el uso de información que puede identificar a las personas individualmente No obstante cualquier otra provisión en esta declaración al contrario, Fundación Arcor tendrá el derecho de divulgar cierta información privada si es requerido por leyes generales o las autoridades regulatorias o legales, para proteger nuestros derechos y/o intereses. Fundación Arcor tiene la capacidad de recoger información sobre los usuarios relacionada con sus intereses. A fin de servirle mejor y ajustar la experiencia de Fundación Arcor a sus necesidades, Fundación Arcor le podrá ofrecer a usted la opción de recibir información de terceros sobre temas que sean de su interés. Según se mencionó anteriormente, Fundación Arcor puede usar la información de contacto del usuario para enviarle información al usuario sobre Fundación Arcor. Los usuarios pueden elegir no recibir envíos futuros, modificando esta opción donde se indique o mandando un mensaje por correo electrónico con su nombre a: [poner dirección de e-mail]

6. Opciones del usuario de modificar la información suministrada.

El Sitio de Fundación Arcor ofrece a los usuarios la capacidad de corregir o cambiar la información recogida durante la registración (véase el punto 5 arriba). Las instrucciones para hacerlo se pueden encontrar en el área de actualización de datos. Los usuarios pueden cambiar esta información en cualquier momento y tan a menudo como sea necesario.

7. Procedimientos de seguridad.

Cuando se trata de información que a criterio de Fundación Arcor haya que proteger, el Sitio opera con sistemas de protección estándar de la industria y de protección de contraseñas. El Sitio de Fundación Arcor utiliza el protocolo de seguridad [cuál?] para transferir datos del navegador al servidor. La información pública no se encuentra protegida.

8. Cambios en la política de Fundación Arcor referente a privacidad.

Si Fundación Arcor decide cambiar su política sobre privacidad para el Sitio www.fundacionarcor.org, anunciará aquí dichos cambios, de manera que usted siempre pueda saber qué información recoge, cómo podría usar dicha información y si la revelará a alguien.