Informe periodístico: La actividad física desde la infancia promueve una vida saludable

El 6 de abril se celebra el "Día mundial de la actividad física. Niño activo: adulto saludable!" La falta de movimiento afecta en Brasil al 45,9% de la población; Argentina, 55,1%; y Chile, 82,5%. Radiografía de la situación y recomendaciones.

mask
Niño con nariz de payaso saltando en cama elástica
Informe periodístico Vida activa

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que la inactividad física afecta a seis de cada diez habitantes del planeta. En Argentina y Brasil una de cada dos personas es sedentaria. Y en Chile, esa conducta, se eleva a ocho de cada diez habitantes.
Por sedentarismo se entiende a cualquier comportamiento que tenga un bajo gasto energético. En ese sentido, para la OMS no ser sedentario "es realizar algún tipo de actividad física moderada durante 150 minutos a la semana". Por cierto, actividad física no es igual a hacer deporte o ejercicio en un gimnasio, ya que puede ser caminar o andar en bicicleta o nadar de modo recreativo. Tampoco es necesario hacerlo todo el tiempo de un tirón, puede ser dividido en partes de 10, 15 o 20 minutos. La cuestión es sumar, entre los adultos, al menos 150 minutos, es decir unas dos horas y media de las 168 que tiene cada semana; lo que significa un 1,48% de ese tiempo total. Mientras que para los niños y adolescentes se sugiere un poco más: 60 minutos todos los días, que es equivalente al 4,16% de las horas de una semana.
Al comparar el tiempo necesario para la actividad física mínima aconsejada con el impacto de los beneficios que puede producir, es posible valorar su relevancia para una vida saludable. De acuerdo a estimaciones de la misma OMS, la salud de una persona depende en un 55% de su estilo de vida, concretamente de si "es sedentario o activo y saludable". Esto implica que con el 1,48% del tiempo semanal en los adultos o el 4,16% en los menores de 18 años dedicados a la actividad física, es posible incidir sobre más de la mitad de los factores asociados a las denominadas Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ENT), como son las cardiovasculares, diabetes o algunos tipos de cáncer. Dicho de otro modo: con poco esfuerzo, se puede hacer muchísimo.
En ese sentido, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) apunta que "la salud mundial acusa los efectos de tres tendencias: envejecimiento de la población; urbanización rápida y no planificada; y globalización, cada una de las cuales se traduce en entornos y comportamientos insalubres".
Por ese motivo es que "los niveles de inactividad física son elevados en prácticamente todos los países desarrollados y en desarrollo. En los países desarrollados -analiza la OMS-, más de la mitad de los adultos tienen una actividad insuficiente. En las grandes ciudades de crecimiento rápido del mundo en desarrollo, la inactividad es un problema aún mayor. La urbanización ha creado factores ambientales que desalientan la actividad física (por ejemplo, la mayor cantidad de población, inseguridad, y falta de suficientes espacios verdes y deportivos, entre otras circunstancias)".
La médica Sandra Mahecha Matsudo, del Centro de Estudios del Laboratorio de Aptitud Física de Sao Caetano do Sul, en el estado de Sao Paulo, en Brasil, explicó a LaInformación.com de España que "el índice de sedentarismo en Brasil era en 2004 el cuarto factor de riesgo y hoy es el segundo, sólo por detrás de la hipertensión arterial."
Según un trabajo del Ministerio de Deportes de Brasil, en 2013, el sedentarismo no sólo afecta a los adultos, sino que se extiende también a los jóvenes. En este caso, la medición del grupo de 15 a 19 años registra un 32,7% de inactividad física, aunque la cifra se encuentra ubicada por debajo del 45,6% del total del país.
Por su parte, un estudio publicado en la revista Pediatric Obesity, con la firma de Peter Katzmarzyk, que trabaja en el Pennington Research Center, y en el que intervino el especialista Victor Matsudo, concluyó en que el niño brasileño pasa 8,3 horas sentado, lo que implica un tercio del día en esa situación, una práctica para nada saludable. Sobre ese punto, que se produce sobre todo por la rutina escolar, Matsudo se pregunta: "¿Quién dice que para aprender uno necesita estar sentado? Esto es una cuestión cultural que es necesario modificar".
Estar sentado seis horas diarias reduce la esperanza de vida en unos cinco años. Por eso, Matsudo propone, como alternativa, levantarse y caminar o hacer actividades en movimiento durante 5 minutos (desde ir a buscar agua a la cocina hasta hablar por teléfono caminando dentro de la oficina o el edificio) por cada 30 que una persona esté sentada.
A su vez, los 150 minutos de actividad física moderada por semana implican en términos generales una reducción del 84% de los riesgos de infarto y de un 36 % de los casos de cáncer, según distintas estimaciones.
El especialista argentino Gustavo Moreno adiciona otra arista al fenómeno. "La inactividad -señala- aumenta los casos de diabetes, los accidentes cerebrovasculares, enfermedad isquémica (cardiovasculares), las caídas y fracturas de cadera, e incluso la depresión". Y para graficar la situación apunta una serie de datos: "los investigadores del Centers for Disease Control and Prevention de los EEUU (CDC) y del Banco Mundial (BM), determinaron que los pacientes físicamente activos,  antes de enfermarse, consumen 25% menos de medicamentos; disminuyen las consultas al médico en un 28%; y se realizan un 45% menos de exámenes de alta y mediana complejidad, en relación a aquellos que no lo hacen".

El buen ejemplo

Para el especialista brasileño tanto la familia, como la escuela y la comunidad son fundamentales para avanzar en el concepto de ciudadanía activa, una condición que debería permitir avanzar hacia conductas saludables. "Una madre activa significa el doble de chances de que el niño sea activo. Y si papá y mamá son activos, el niño tiene 5 a 6 posibilidades de ser activo. Nosotros, como padres, no sólo pasamos a nuestros hijos el color del pelo o de los ojos, pasamos más que eso, pasamos nuestro comportamiento y eso es fundamental de que los papás se den cuenta. Los padres deben pensar en sus hijos, deben ser su ejemplo".
Según Matsudo "tenemos que cambiar el curriculum de las escuelas en términos de educación física para que sea una alternativa más activa para los niños. Más que eso: tenemos que convertir la escuela en un sitio de actividad que fortalezca la cultura de actividad física. Tenemos que luchar para hacer de la escuela un centro de promoción de ciudadanía activa y debemos intervenir en el tiempo de la escuela, porque un niño sedentario tiene 90% de chances de ser un adulto sedentario".
En sintonía con ello, Moreno argumenta que "la educación física solamente no nos está dando resultado para luchar contra el sedentarismo, debemos apelar a algo integral. En el Congreso Mundial de Actividad Física y Salud Pública que se realizó en la ciudad de Toronto (Canadá), surgió la propuesta de las siete inversiones que mejor funcionan en el mundo. La actividad física en la escuela y los programas integrales escolares están en esa propuesta. La educación física debe promover la actividad física para toda la vida y el gusto por ella, y no tanto deporte. Los profesores de educación física perdieron el rol de educadores del movimiento para convertirse en entrenadores deportivos".

Las pequeñas cosas

De algo parecen estar convencidos los especialistas, instituciones y gobiernos que estudian el estilo de vida y su incidencia en la creciente tendencia al sedentarismo: que los cambios de conductas sólo serán posibles a partir de la concurrencia de distintas acciones y el aprovechamiento de los momentos de la vida cotidiana. Así plantean recuperar costumbres como ir a la escuela caminando o en bici. Lo mismo a actividades extra curriculares como idioma, danza, o artes; hacer mandados en negocios cercanos o sacar a pasear al perro. La suma de los minutos de estas actividades, a veces, es la mínima que requiere un niño o un adulto.
Moreno detalla que "en el último Congreso Mundial de Actividad Física y Salud Pública que se realizó en la ciudad de Toronto (Canadá) se presentó el documento conocido como "La Carta de Toronto",  en el que se desarrollan las siete inversiones que mejor han funcionado para la promoción de la actividad física. Ellas son las siguientes: Programas escolares integrales de deporte y alimentación saludable; Políticas y sistemas de transporte que den prioridad a los desplazamientos a pie, en bicicleta y en transporte público; Normativa e infraestructura de diseño urbano que permitan un acceso equitativo y seguro para la actividad física y el deporte y fomenten los hábitos a lo largo de toda la vida; Programas de actividad física y prevención de Enfermedades No Transmisibles integrados a los sistemas de prevención primaria y secundaria de salud; Educar a la población, utilizando a los medios de comunicación para concientizarla y modificar normas sociales en materia de actividad física y deporte; Programas dirigidos a la comunidad, donde participen diversos entornos y sectores y que movilicen a la comunidad y a sus recursos y los integren; Sistemas y programas deportivos que promueven el deporte social y fomenten su practica en todas las etapas de la vida".

Escenarios

Como en una película, los escenarios elegidos para contar una historia pueden volverla creíble o hacerla naufragar. Para desarrollar una vida activa y moverse, los entornos son tan relevantes como la decisión de hacerlo. Si la vereda está rota, hay obstáculos o es muy angosta, ni chicos, ni adultos van a utilizarla para jugar, correr o caminar. Si no existen plazas cercanas, clubes o centros recreativos en las cercanías del hogar, se produce un efecto desaliento para que el movimiento ocupe centralidad en las costumbres de las personas.  
En Argentina, de acuerdo a los datos brindados por el Barómetro de la Deuda Social de la Infancia (2013), la realidad indica que el contexto no acompaña al movimiento. Así, el 30,1% de los chicos/as de entre 5 y 12 años pasa menos de 60 minutos diarios en promedio jugando al aire libre (andar en bicicleta, patines, correr, jugar al fútbol, entre otros). Entre los niños/as en el estrato social muy bajo dicha probabilidad es mayor que entre los niños/as del estrato social medio alto (35,4% y 28,9%, respectivamente). Asimismo, entre los chicos/as que viven en espacios socio-residenciales sin plazas o parques cercanos la baja frecuencia promedio de juego al aire libre es algo superior a la observada entre quienes tienen plazas cercanas (32,6% y 29,2%, respectivamente). En los adolescentes, la probabilidad de no realizar juegos activos al aire libre es de 38,4%.   
Vale recordar que jugar es un derecho de todos los niños, por eso es necesario brindarles oportunidades para enriquecer su juego. También, que niños y niñas juegan de manera natural y es importante ofrecerles espacios seguros para que jueguen. La infancia en condiciones de vulnerabilidad social carece, en general, de espacio de juego. Y se sabe: juego y movimiento son inseparables.

Chile y Argentina

La Encuesta Mundial de Salud Escolar* 2012, arrojó para Argentina que sólo el 16,7 de los adolescentes entre 13 y 17 años lleva una vida activa, entendiendo a ésta como la realización de 60 minutos de actividad física moderada durante los últimos siete días de la semana. La cifra resultó mayor a la registrada en 2007, donde fue el 12,7% del total. Observado por provincia, fue en Corrientes, Chaco y La Pampa donde "se registraron las prevalencias más altas de actividad física diaria (23,4%, 22,3% y 21,4% respectivamente), mientras que en la Ciudad de Buenos Aires y Tierra del Fuego se evidenciaron las frecuencias más bajas (11,5% y 10,8% respectivamente)".
En Chile, esta cifra cae a 13,7%, con significativas diferencias de género y de grupos etarios. Los varones que realizan actividad física llegan a 19,7% más del doble que las mujeres que lo hacen, que alcanzan sólo el 8,4%. En tanto, los que tienen entre 13 y 15 años son los más activos, con el 14,8% contra el 12,1% de los que tienen 16 y 17 años. Pero la desigualdad de género es mayor en el segmento de los más chicos: 21,8% de varones son activos contra el 7,7% de las mujeres.
A su vez, 1 de cada 4 jóvenes argentinos tienen 3 o más días de educación física en sus colegios, un 7% más que en 2007, donde el valor llegaba a 18,8%. Aquí el 32,4% de sus pares chilenos acceden a esa posibilidad, con paridad de géneros (32,4% los varones y 31,9% las mujeres).
En cambio, el índice de sedentarismo es bastante similar (Estar al menos 3 horas sentado por día, ya sea frente a pantallas o en la escuela) 50,3% en Argentina contra 55,4% en Chile. La problemática de género vuelve a aparecer con fuerza en este indicador y tanto en Argentina como en Chile, son más las mujeres que tienen esta conducta que los varones. En Argentina la proporción es 53,4%  contra  47,1%; y en Chile, 59,6% contra 51,2%.

*Esta encuesta no se efectuó en Brasil.

Notas relacionadas

Las escuelas se mueven

En Argentina, Chile y Brasil, niños y niñas de escuelas primarias públicas son los protagonistas del Programa Escuela en Movimiento (PEM). Se trata de una iniciativa regional de Grupo Arcor, enmarcada en su política de sustentabilidad y en su compromiso por promover la vida activa y la nutrición saludable.   
El objetivo principal es promover la vida activa y el juego en movimiento como motores de un crecimiento saludable para la infancia, a través del fortalecimiento o creación de espacios, tiempos y condiciones socio-educativas. En cada país, se lleva adelante con el trabajo de Fundación Arcor Argentina, Fundación Arcor ChileInstituto Arcor Brasil. El programa se puso en marcha en 2013, en escuelas de argentinas y brasileñas y al año siguiente, en las chilenas.   
En 2016, el PEM suma nuevas escuelas con sus proyectos para estimular el movimiento en el ámbito escolar y también el comunitario. Así, en Argentina se ejecutan 36 propuestas en Paraná (Entre Ríos) y Salto, San Pedro, San Nicolás, Tigre, Malvinas Argentinas y Mar del Plata (Buenos Aires); en Brasil, en el período 2016/2017, son 10 proyectos de escuelas públicas de Contagem (Mina Gerais). Por su parte, en Chile se encuentra en marcha realizando una nueva convocatoria de proyectos.

Actividades por el Día Mundial de la actividad física

Con la organización de Fundación Arcor, se presenta el 5 de abril, a las 17.30 horas, en la Biblioteca Nacional de Maestros (Pizzurno 953, planta baja), de la ciudad de Buenos Aires, la revista Por Escrito N°10 "Cuerpo en Movimiento". En la oportunidad disertará el profesor y doctor Ricardo Crisorio (Universidad Nacional de La Plata) sobre "El punto de vista crea el objeto: actividades físicas y prácticas corporales". Esta edición fue realizada de modo conjunto por Fundación Arcor Argentina, Fundación Arcor ChileInstituto Arcor de Brasil y cuenta con la participación de especialistas de estos tres países. 
Entrada libre y gratuita con inscripción previa en: http://www.bnm.me.gov.ar/inscripciones/inscripcion?e=123
La actividad podrá verse online a través del canal de Fundación Arcor en You Tube.   
También Fundación Arcor Argentina, Fundación Arcor ChileInstituto Arcor de Brasil pondrán en marcha una campaña pública audiovisual, denominada "La vida es movimiento", que se podrá ver a través de los canales de Facebook y YouTube de Fundación Arcor. El objetivo de esta acción es sensibilizar sobre la importancia de la vida activa para llevar una vida saludable, además de aportar sugerencias para instrumentar en la vida cotidiana.   
El Día Mundial de la Actividad Física se celebra cada año el 6 de abril. Se trata de un día en el que se invita a la población mundial a la realización de ejercicio diario para mejorar su salud. Nació luego de que durante 15 años de aplicación del Programa de Agita Sao Paulo, la Secretaría de Salud del Estado de Sao Paulo, en Brasil, adoptara el programa para promocionar la salud mediante la práctica de ejercicio físico, convirtiéndose en un modelo para promover la salud. Posteriormente, en 2002, la Organización Mundial de la Salud (OMS), mediante una resolución instó a los Estados Miembros a la celebración anual del Día Mundial de la Actividad Física o Move for Health, con el objetivo de promover la actividad física para conseguir buena salud y bienestar.   
Habrá actividades conmemorativas en todo el mundo. Aquí se pueden ver las que realizará Agita San Pablo: http://www.portalagita.org.br/es/portal-agita/eventos/item/dia-mundial-de-la-actividad-fisica-2016.html

Beneficios

  • 5 horas de caminata enérgica a la semana, reducen el riesgo de cáncer de mama.
  • Caminar entre 11 y 20 minutos diarios reduce en 12% el riesgo de hipertensión.
  • A mayor actividad física menor nivel de estrés, depresión, demencia y alzhéimer.
  • A mayor actividad física menor riesgo de obesidad.
  • La actividad física reduce un 50% la progresión de demencia.
  • La actividad física reduce 48% la ansiedad y el 30% de los pacientes depresivos se siente aliviado.
  • Mujeres de alto riesgo reducen en un 58% la probabilidad de tener diabetes.
  • La actividad física reduce un 47% el dolor y la incapacidad de la artritis reumatoide.

(Fuente: Programa Mover Chile y OMS)

Para tener en cuenta

  • Las personas de entre 18 y 64 deben efectuar 150 minutos semanales de actividad física moderada o bien 75 minutos de actividad física vigorosa.
  • Los mayores de 65 años deben realizar alguna actividad física al menos tres días a la semana.

Niños y Adolescentes

Los chicos y chicas que tienen entre 5 y 17 años deben realizar una actividad física consistente en juegos, deportes, desplazamientos, actividades recreativas, educación física o ejercicios programados, en el contexto de la familia, la escuela o las actividades comunitarias. La OMS señala que "con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y de reducir el riesgo de ENT, se recomienda que los niños y jóvenes acumulen un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física moderada o vigorosa"; y apunta que "la actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud". También precisa que los movimientos deben ser, en su mayor parte, aeróbicos, pero conviene incorporar, "como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos".

Enlances de interés

La Web de Fundación Arcor Argentina y Chile
www.fundacionarcor.org
www.fundacionarcor.org/chile

La Web de Instituto Arcor de Brasil
www.institutoarcor.org.br

Términos

Las publicaciones de Fundación Arcor se suministran de manera gratuita. En esta sección ud. podrá descargarlas en formato PDF.

Previo a efectuar la descarga deberá leer atentamente los TERMINOS Y CONDICIONES DE USO, y en caso de estar de acuerdo, aceptarlos para poder efectuar la descarga. Caso contrario, la misma no será posible.

Para pedir alguna publicación en formato impreso, siempre que haya ejemplares disponibles, es imprescindible enviar un e-mail a: funarcor@arcor.com, detallando el nombre completo de la publicación solicitada (máximo tres por solicitud). A vuelta de correo se confirmará su disponibilidad, las instrucciones para reclamarla y, si es fuera de Argentina, el valor del envío y la cuenta donde deberá consignarse.

Al acceder al sitio de Fundación Arcor, en adelante Fundación Arcor, en la dirección www.fundacionarcor.org, en adelante el Sitio, y/o a cualquiera de las páginas que a través del mismo puede conocer, Usted asume el compromiso de dar acabado cumplimiento a los términos y condiciones que se indicarán a continuación. Si no es su voluntad dar cumplimiento a los mismos solicitamos sírvase no acceder a este sitio.

Todos los contenidos del Sitio, incluyendo pero no limitándose a, textos, gráficos, logos, imágenes, iconos y archivos, hardware y software, así como las marcas Fundación Arcor, y www.fundacionarcor.org, son propiedad de Fundación Arcor (excepto que se especifique lo contrario) y están protegidos por las leyes de Propiedad Intelectual.

Los contenidos podrán ser utilizados como una herramienta de comunicación y/o información; cualquier otro uso, incluyendo la reproducción, modificación, distribución o transmisión sin la expresa autorización de Fundación Arcor, está estrictamente prohibida.

Ponemos en su conocimiento que la información suministrada al ingresar a este Sitio es de exclusiva responsabilidad de las empresas, universidades, organismos, y/o terceros, que proveen la misma, siendo Fundación Arcor ajena a cualquier responsabilidad que sobre la misma pudiera corresponder.

La información se provee en el estado en que se encuentra. Fundación Arcor no es responsable por la veracidad y exactitud de la información que en este sitio se provea, ni por los cambios que sobre la misma pudieran acontecer, ni por las pérdidas o daños, sean directos, indirectos o emergentes, que pudieran surgir por la (i) falta de precisión o integridad de los datos, o demoras, interrupciones, errores u omisiones en la entrega de los datos o de cualquier otra información que Ud. reciba a través de este Sitio; o (ii) decisiones o medidas adoptadas por Ud. o por terceros sobre la base de los datos o información suministrada en el Sitio.

Los artículos que pueden conocerse a través de este Sitio son de propiedad exclusiva de sus respectivos autores. Cualquier redistribución, retransmisión o publicación de cualquier material se encuentra estrictamente prohibida sin el previo consentimiento del respectivo dueño o autor. En ningún caso el Sitio será responsable frente a los autores, por el uso que un visitante del Sitio pueda hacer de las obras en él incluidas en violación a ésta prohibición.

El acceso a otras páginas a través de este sitio no importará para Fundación Arcor obligación alguna respecto de la información que en estas otras páginas pudieran describirse, siendo esta responsabilidad única y excluyente de las empresas, organismos y/o terceros que la provean.

Las marcas y/o logos que se encuentren en este Sitio serán de única propiedad de las personas físicas y/o jurídicas que a su nombre las hubieran registrado.

Fundación Arcor no se responsabiliza por los errores u omisiones sobre la información brindada mediante el acceso a este Sitio, o a los demás sitios a los que a través del mismo se pudiera obtener.

Fundación Arcor no se responsabiliza por las demoras, interrupciones y defectos que pudieran existir en las transmisiones, así como tampoco de los virus o fallas del sistema o línea.

Con relación a la información, comunicación, material o mensajes que pudieran ser ofrecidos en este Sitio o la información que a través del mismo se pudiera obtener, Fundación Arcor se reserva el derecho de suprimir, cancelar y/o modificar de cualquier modo los datos o características de ellos no generando esto responsabilidad alguna para Fundación Arcor.

POLITICAS DE PRIVACIDAD

Declaración sobre la política de Fundación Arcor referente a privacidad de los datos incorporados al Sitio.

Declaración General

Debido a que Fundación Arcor recopila cierto tipo de información acerca de los usuarios del Sitio, creemos que usted debe entender plenamente nuestra política con respecto al uso de la información que recogemos. Esta declaración sobre política de privacidad revela qué información recogemos, cómo la usamos y cómo puede corregirse o cambiarse

1. ¿Cómo se reúne la información?

Fundación Arcor sólo reúne sus datos personales cuando Ud. los proporciona en forma directa y con su consentimiento expreso e informado. Los fines de Fundación Arcor al recoger información personal pueden ser para incluir servicios al Usuario, manejo de la red, encuestas, suscripciones, y otros intercambios de información en su Sitio.

Fundación Arcor no revelará ni compartirá esta información que puede identificar a las personas con ninguna otra empresa u organización sin el consentimiento informado del Usuario que proporciona dicha información (excepto cuando así lo requiera la ley o a solicitud del gobierno); tal consentimiento podría ser ofrecido al elegir la opción de recopilar información descrita en el punto 5, abajo. Los datos agregados permiten a Fundación Arcor analizar el tráfico del Sitio.

2. Qué hace Fundación Arcor con la información que recoge?

Fundación Arcor utiliza la información de contacto de los usuarios para enviar información sobre la Fundación Arcor. Los usuarios pueden optar por no recibir envíos en el futuro; véase el punto 5 abajo para elegir si desean recibir o no dicha información. Fundación Arcor puede usar la información personal para determinar los datos demográficos de sus usuarios y distribuir información estadística. Estos datos demográficos siempre representan información agregada y nunca identifican a un usuario específico. La información personal que usted le suministró a Fundación Arcor no será revelada a nadie fuera de Fundación Arcor. Fundación Arcor puede utilizar su dirección IP para ayudar a diagnosticar problemas con el servidor y administrar la página Web de Fundación Arcor.

3. Qué es una cookie?

Una cookie es un pequeño archivo de datos que algunos sitios Web escriben en su disco duro cuando usted los visita. Un archivo cookie puede contener tal información como la identificación del usuario que el sitio utiliza para rastrear las páginas que usted ha visitado. Pero la única información personal que un cookie puede contener es información que usted mismo suministra. Una cookie no puede leer datos de su disco duro ni leer los archivos cookie creados por otros sitios.

De de vez en cuando, el Sitio de Fundación Arcor utiliza cookies para rastrear los patrones de tráfico del usuario. Si usted ha ajustado su navegador para que le avise antes de aceptar cookies, recibirá el mensaje de advertencia con cada cookie. Usted puede rehusar aceptar cookies, desactivándolas en su navegador. Usted no necesita tener las cookies activadas para usar el Sitio de Fundación Arcor. Si usted rehusa aceptar cookies, existe la posibilidad de que usted no tenga acceso a ciertos aspectos del Sitio.

El Sitio de Fundación Arcor podría contener enlaces con otros sitios. Fundación Arcor advierte que al no ser titular de la información contenida en, u obtenida a través de, estos vínculos, no es responsable de la veracidad de los mismos ni de la política de privacidad de dichos sitios. Tenga en cuenta que las salas de conversación, foros, tableros de mensajes y/o grupos noticiosos de otros sitios, a los cuales se pudiera acceder a través del Sitio de Fundación Arcor, tampoco resultan servicios prestados por Fundación Arcor ni ésta tiene control sobre los contenidos o la información brindada por ellos.

Recuerde que cualquier información que se revele en estas áreas pasa a ser de dominio público y es usted quien debe tomar precauciones al decidir si desea revelar información personal.

4. Con quién se comparte la información?

El Sitio de Fundación Arcor no comparte información sobre usuarios individuales con ningún tercero u otras empresas. No obstante, tal como se mencionó anteriormente, el Sitio puede compartir información estadística agregada sobre su uso o los servicios de Fundación Arcor para adaptar mejor su contenido a las necesidades de los usuarios y clientes, de acuerdo a los datos demográficos recopilados.

5. Opciones del usuario de recibir o no recibir información

Si por cualquier motivo Fundación Arcor decide recoger y utilizar información que identifica a las personas para cualquier fin que no se haya enumerado anteriormente, Fundación Arcor informará a los usuarios sobre el uso de información que puede identificar a las personas individualmente No obstante cualquier otra provisión en esta declaración al contrario, Fundación Arcor tendrá el derecho de divulgar cierta información privada si es requerido por leyes generales o las autoridades regulatorias o legales, para proteger nuestros derechos y/o intereses. Fundación Arcor tiene la capacidad de recoger información sobre los usuarios relacionada con sus intereses. A fin de servirle mejor y ajustar la experiencia de Fundación Arcor a sus necesidades, Fundación Arcor le podrá ofrecer a usted la opción de recibir información de terceros sobre temas que sean de su interés. Según se mencionó anteriormente, Fundación Arcor puede usar la información de contacto del usuario para enviarle información al usuario sobre Fundación Arcor. Los usuarios pueden elegir no recibir envíos futuros, modificando esta opción donde se indique o mandando un mensaje por correo electrónico con su nombre a: [poner dirección de e-mail]

6. Opciones del usuario de modificar la información suministrada.

El Sitio de Fundación Arcor ofrece a los usuarios la capacidad de corregir o cambiar la información recogida durante la registración (véase el punto 5 arriba). Las instrucciones para hacerlo se pueden encontrar en el área de actualización de datos. Los usuarios pueden cambiar esta información en cualquier momento y tan a menudo como sea necesario.

7. Procedimientos de seguridad.

Cuando se trata de información que a criterio de Fundación Arcor haya que proteger, el Sitio opera con sistemas de protección estándar de la industria y de protección de contraseñas. El Sitio de Fundación Arcor utiliza el protocolo de seguridad [cuál?] para transferir datos del navegador al servidor. La información pública no se encuentra protegida.

8. Cambios en la política de Fundación Arcor referente a privacidad.

Si Fundación Arcor decide cambiar su política sobre privacidad para el Sitio www.fundacionarcor.org, anunciará aquí dichos cambios, de manera que usted siempre pueda saber qué información recoge, cómo podría usar dicha información y si la revelará a alguien.