Informe periodístico: Jugar y moverse, una combinación saludable

Juego, movimiento y experiencia se asocian para que la infancia pueda alcanzar un crecimiento integral y lograr una vida saludable. El 28 de mayo se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Juego.

mask
Nene tira pelota para arriba(Alcanzar el cielo-Rubén Mario Antonin)
Jugar y moverse, una combinación saludable

"El juego necesita condiciones particulares de placer, aventura, descubrimiento, y riesgo. Esto está conectado con el movimiento, que es una de las condiciones más problemáticas para los niños de hoy, que no pueden salir de casa sin adultos. Y con un adulto que me acompaña yo no puedo jugar, porque el juego necesita no sólo movimiento, sino también libertad. Es decir, necesita un movimiento libre y esto es una de las experiencias básicas de la infancia”, define el pedagogo italiano, Francesco Tonucci sobre este vínculo.   
La Convención de los Derechos del Niño reconoce al juego como un derecho de la infancia.  El artículo 31 señala: “el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes”. Por ese motivo, cada 28 de mayo se celebra el Día Internacional del juego, para concientizar sobre sus características como actividad saludable y placentera.   
Juego y movimiento corporal son en la infancia actos integrados, producen alegría, permiten el encuentro con otros, incrementan la confianza, proporcionan conocimiento de todo tipo (biológico, matemático, lingüístico, literario, químico, físico, corporal, etc.) y promueven mejoras en las funciones motoras y cognitivas, entre otras dimensiones.   
En Argentina sabemos que 5,5 millones de niños, niñas y adolescentes (6 de cada 10) no realizan actividad física o deportiva extraescolar. Está en línea con que el 55% de la población del país (22,5 millones de personas) es sedentaria, esto es, que no desarrolla actividad física adecuada a su edad (30 minutos diarios para los adultos, 60 para niños y adolescentes). Sin embargo, en ese contexto, surge un dato alentador: las infancias que poseen una bicicleta o patines en su casa juegan más al aire libre (al menos 40 minutos diarios) que aquellas que no tienen. "Hay situaciones u objetos que promueven el juego activo y al aire libre" explica el boletín del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia "Oportunidades para el juego en movimiento", publicado a fines de 2015 por la Universidad Católica Argentina (UCA), en relación a esta situación.   
"Aproximadamente el 60% de las infancias urbanas cuenta con un bicicleta o un par de patines en el hogar -describe el mismo trabajo-. Si se examina el déficit de juego al aire libre ("menos de 40 minutos diarios" más "déficit severo", que son aquellos chicos que "no es habitual que jueguen al aire libre), se observa que aquellos niños y niñas de entre 5 y 12 años que no tienen bicicleta o patines presentan un déficit mayor (52,4%,) que quienes sí tienen (42,5%)".   
También indica que "es interesante resaltar que esta diferencia entre quienes tienen y quienes no, se localiza casi exclusivamente en el déficit severo. Podría decirse, entonces, que la bici o los patines son un factor interviniente en el hecho de salir a jugar por sobre el hecho de la cantidad de tiempo que se juega".   
Si se desglosa el apartado "déficit severo", los que no tienen bici o patines representan un 20,6%, contra un 12,9% de los que sí tienen. Es decir, que estos dos elementos reducen un 7,7% la cantidad de chicos que no salen a jugar al aire libre.   
"Cuando se controla por nivel socioeconómico se verifica nuevamente que el 'déficit severo' es el componente que varía ante la presencia de bicicleta o patines. Se verifica también que estos objetos actúan como facilitadores en mayor medida en el cuartil (25%) con más recursos, ya que en este estrato el hecho de no tenerlos aumenta el déficit severo de 13,8% a 25,5% -casi el doble-, y en el cuartil inferior de 13,8% a 19,6% (un salto de 5,8%)".   
Esto permite analizar que "el cuartil inferior es menos dependiente del factor bicicleta/patines a la hora de salir a jugar al aire libre. El goce del aire libre en este sector social se ve más afectado por otras cuestiones como puede ser las condiciones en que se encuentra el barrio". En ese sentido, se observa incluso que el grupo del 25% con menores ingresos que no tiene estos elementos posee un déficit menor de juego al aire libre que el grupo del 25% del estrato más alto que sí los tiene: 46,1% contra 50%.   
Pero a su vez, el "déficit severo" se reduce a niveles equivalente, sin importar diferencias socioeconómicas, cuando los chicos tienen bicis o patines: 13,8%.

El espacio público

"El déficit de espacio público integra en un indicador a quienes residen en barrios contaminados y con carencia de espacios verdes, y donde hay percepción de inseguridad. No se observan diferencias relevantes en los niveles de juego al aire libre entre quienes residen en barrios con estas problemáticas y quienes no: los niveles de déficit se ubican en 46% tanto en los barrios deficitarios -en términos de espacio público- como en los no deficitarios. Sin embargo, cuando se controlan estos factores por el nivel socioeconómico, en el cuartil más bajo sí se exhibe una relación entre el déficit de juego al aire libre y las condiciones del barrio. En este estrato los que residen en barrios deficitarios suelen salir a jugar menos al aire libre (44% de déficit de juego) que sus pares residentes en barrios con condiciones adecuadas (31% de déficit de juego)", expresa el trabajo.

En cambio, el 25% superior muestra un comportamiento diferente. Dice que "el déficit de juego al aire libre no se encuentra asociado a las condiciones del espacio público. Sin duda, estos datos revelan que el problema del déficit de juego al aire libre en la infancia responde a múltiples causas y no se reduce solamente a las características del hábitat de vida".

Tecnología Vs. Movimiento

Los hábitos de vida activa se adquieren durante la niñez. El comportamiento activo o sedentario incorporado en los primeros años de vida tiene altas probabilidades de sostenerse como una práctica saludable en el futuro. Entonces, promover el movimiento se convierte en una misión fundamental en la infancia. Más aún en tiempos donde el uso de nuevas tecnologías avanza entre las actividades preferidas de niños y niñas, desplazando los juegos activos y aumentando las prácticas sedentarias.   
Las pantallas condicionan las oportunidades de jugar, moverse y experimentar. En nuestro país, según el boletín del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, 5,56 millones de chicos de entre 5 y 17 años, el 61,9% del total, pasa más de dos horas frente a pantallas (televisión, celulares, videojuegos, o computadoras). Esta situación es aún más pronunciada entre los adolescentes (69%) que entre los niños de 5 a 12 años (58,5%). También hay diferente comportamiento según el género, ya que hay más varones (65,9%) que mujeres (59,3%) en esta situación. Otro de los elementos que surgen del estudio, es que la infancia del 25% con menores ingresos tiene una mejor posición relativa que sus pares del 25% superior (58,7% contra 63,6%). Dicho de otro modo, hay más chicos de hogares con mejor posición económica más tiempo del recomendado frente a las pantallas.   
El tipo de jornada escolar es un factor influyente en la cantidad de tiempo disponible para destinar a estar frente a pantallas. La evidencia indica que los que asisten a doble turno tienen menor nivel de déficit (52,8%) que quienes asisten a media jornada (63,6%).   Mientras que en los hogares dónde hay videojuegos, aumenta la exposición a pantallas respecto de aquellos que no la tienen: 66,4% contra 61,3%, esto es un 5,1% de diferencia.

Sedentarismo

Sin al menos 60 minutos diarios de movimiento moderado a intenso, el niño, niña o adolescente ingresa en la categoría de "sedentario". Por sedentarismo se entiende a cualquier comportamiento que tenga un bajo gasto energético, un hecho que surge de moverse menos de 7 horas en la semana, tiempo que se puede dividir en fracciones de 10, 15 o los minutos que se quieran. Vale aclarar que actividad física no es hacer deporte, sino caminar, andar en bici o patines, correr, saltar, jugar, escalar una montaña, treparse a los árboles o nadar.   
De acuerdo a las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud de una persona depende en un 55% de su estilo de vida, concretamente de si "es sedentario o activo y saludable".

Jugar, jugar y jugar

La calidad de vida de los niños y niñas, en su presente y futuro, depende en gran medida de las posibilidades de jugar. Y si al juego se le suma el movimiento, los beneficios crecen aún más. Juego y movimiento son grandes aliados para el desarrollo armónico.   
Por eso es necesario brindarles oportunidades para enriquecer su juego. Niños y niñas deben poder jugar de manera natural y para hacerlo es importante que tengan a disposición espacios seguros y placenteros.   
En general, la desigualdad de oportunidades en el pleno ejercicio del derecho al juego está sujeta a las diferencias socio-económicas de los niños y niñas. Aquellos que pertenecen a sectores sociales con vulneración de derechos tienen menores posibilidades de acceder a ofertas culturales y recreativas. En ese sentido, los Estados pueden encontrar en el juego y la vida activa un vehículo para la inclusión social a través de políticas públicas que fomenten situaciones lúdicas y espacios públicos propicios para jugar, diseñados de acuerdo a las necesidades de la infancia.   
Muchas veces, los padres tienden a considerar al juego como algo poco útil y llenan la agenda de sus hijos de actividades extraescolares como el aprendizaje de idiomas, música o deportes. Sin embargo, jugar no tiene que ser una actividad que quede relegada solamente como un momento para perder el tiempo, y mucho menos prohibir el juego como castigo.   
A jugar se aprende, y los adultos tienen la responsabilidad de transmitir la cultura del juego. También, es clave que sepan de qué modo acompañar estas oportunidades de diversión. Una de sus tareas es generar espacios y tiempos para que se dé el juego, pero permitiendo que los niños y niñas puedan jugar con libertad. El rol de los grandes es el de guiar, proponer o mediar en caso de desencuentros.   
El universo lúdico tiene una gran variedad y riqueza, que depende de los contextos socioculturales e históricos en los que se desarrolle. Por eso, lo más importante es enseñarles desde chiquititos a jugar por jugar: "Una oportunidad para explorar, descubrir, experimentar, probar, inventar, crear, negociar, palpar, en suma, los bordes del riesgo controlado, con la inocente desfachatez que habilita la sensación de estar participando de un acto "inútil", donde lo verosímil tiene prioridad sobre lo verídico. Si el estímulo aparece desde la primera infancia, entre juegos con murmullos, gestos, mordiscos, risas y besos, el pequeño irá incorporando herramientas  para construir su propia confianza y carácter", explica el especialista en juego, Victor Pavía.

Notas relacionadas

TIPS

  • Planear un picnic en un espacio libre cercano (plaza, parque, playa, etc.) al que podamos ir caminando o en bici. Llevar los patines, la pelota y la soga para jugar y hasta frasquitos para explorar el territorio y traernos los insectos que encontremos allí para luego averiguar cómo se llaman, qué comen y qué hacen.
  • Crear espacios seguros junto con nuestros vecinos y las autoridades para que los chicos y chicas puedan ir a la escuela o sus actividades extraescolares caminando o en bici o jugar en la vereda.
  • Ver el artículo "Juguemos en familia": http://www.fundacionarcor.org/es/detalle/644/juguemos-en-familia

Escuelas en movimiento

En Argentina, Chile y Brasil, niños y niñas de escuelas primarias públicas son los protagonistas del Programa Escuela en Movimiento (PEM). Se trata de una iniciativa regional de Grupo Arcor, enmarcada en su política de sustentabilidad y en su compromiso por promover la vida activa y la nutrición saludable. 
El objetivo principal es promover la vida activa y el juego en movimiento como motores de un crecimiento saludable para la infancia, a través del fortalecimiento o creación de espacios, tiempos y condiciones socio-educativas. En cada país, se lleva adelante con el trabajo de
Fundación Arcor Argentina, Fundación Arcor ChileInstituto Arcor Brasil. El programa se puso en marcha en 2013, en escuelas de argentinas y brasileñas y al año siguiente, en las chilenas. 
En 2016, el PEM suma nuevas escuelas con sus proyectos para estimular el movimiento en el ámbito escolar y también el comunitario. Así, en Argentina se ejecutan 36 propuestas en Paraná (Entre Ríos) y Salto, San Pedro, San Nicolás, Tigre, Malvinas Argentinas y Mar del Plata (Buenos Aires); en Brasil, en el período 2016/2017, son 10 proyectos de escuelas públicas de Contagem (Mina Gerais). Por su parte, en Chile se encuentra en marcha realizando una nueva convocatoria de proyectos.

Niños y Adolescentes

Los chicos y chicas que tienen entre 5 y 17 años deben realizar una actividad física consistente en juegos, deportes, desplazamientos, actividades recreativas, educación física o ejercicios programados, en el contexto de la familia, la escuela o las actividades comunitarias. La OMS señala que "con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y de reducir el riesgo de ENT, se recomienda que los niños y jóvenes acumulen un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física moderada o vigorosa"; y apunta que "la actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud". También precisa que los movimientos deben ser, en su mayor parte, aeróbicos, pero conviene incorporar, "como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos".

ENLACES DE INTERÉS

La Web de Fundación Arcor
Fundación Arcor Chile
La Web de Instituto Arcor de Brasil
Víctor Pavía: “Jugar es la oportunidad de emocionarte sabiendo que es un juego”
Video: https://www.youtube.com/watch?v=M6l2rGo12ow
Víctor Pavía: ¿Qué es jugar de modo lúdico?
Francesco Tonucci: "Jugar afuera sigue siendo un lugar deseado por los niños"
La actividad física desde la infancia promueve una vida saludable
Conferencia: "La vida activa: oportunidad para una niñez en movimiento" (Octubre 2015, Buenos Aires).
Revista Por Escrito N°10 "Cuerpo en Movimiento"
Educación y Movimiento
En San Juan, el movimiento llegó para quedarse
Fernando Concha Laborde: "Le hemos quitado valor y placer a la actividad física"
Víctor Matsudo: "La familia puede incentivar la vida activa de los chicos"
Raúl Gómez: "Los padres deben motivar a jugar y moverse a sus hijos"
Raúl Gómez: ¿Movimiento es sólo actividad física?
Raúl Gómez: ¿Por qué nos cuesta tener una vida en movimiento?

DETALLE DE FUENTES

  • Boletín N°2 del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia. Oportunidades para el juego en movimiento. Niños, Niñas y adolescentes entre 5 y 17 años en la Argentina urbana. (2015, Universidad Católica Argentina con el apoyo de Fundación Arcor).
  • http://www.uca.edu.ar/uca/common/grupo68/files/Boletin_2_UCA_ODSI_2015_web.pdf
  • Entrevistas.
  • Bienestar y pobreza en niños, niñas y adolescentes en Argentina. UNICEF. Abril 2016.
  • Censo Nacional 2010. Cuadro de Población por edades. Total 5-17 años: 8.996.095.

Términos

Las publicaciones de Fundación Arcor se suministran de manera gratuita. En esta sección ud. podrá descargarlas en formato PDF.

Previo a efectuar la descarga deberá leer atentamente los TERMINOS Y CONDICIONES DE USO, y en caso de estar de acuerdo, aceptarlos para poder efectuar la descarga. Caso contrario, la misma no será posible.

Para pedir alguna publicación en formato impreso, siempre que haya ejemplares disponibles, es imprescindible enviar un e-mail a: funarcor@arcor.com, detallando el nombre completo de la publicación solicitada (máximo tres por solicitud). A vuelta de correo se confirmará su disponibilidad, las instrucciones para reclamarla y, si es fuera de Argentina, el valor del envío y la cuenta donde deberá consignarse.

Al acceder al sitio de Fundación Arcor, en adelante Fundación Arcor, en la dirección www.fundacionarcor.org, en adelante el Sitio, y/o a cualquiera de las páginas que a través del mismo puede conocer, Usted asume el compromiso de dar acabado cumplimiento a los términos y condiciones que se indicarán a continuación. Si no es su voluntad dar cumplimiento a los mismos solicitamos sírvase no acceder a este sitio.

Todos los contenidos del Sitio, incluyendo pero no limitándose a, textos, gráficos, logos, imágenes, iconos y archivos, hardware y software, así como las marcas Fundación Arcor, y www.fundacionarcor.org, son propiedad de Fundación Arcor (excepto que se especifique lo contrario) y están protegidos por las leyes de Propiedad Intelectual.

Los contenidos podrán ser utilizados como una herramienta de comunicación y/o información; cualquier otro uso, incluyendo la reproducción, modificación, distribución o transmisión sin la expresa autorización de Fundación Arcor, está estrictamente prohibida.

Ponemos en su conocimiento que la información suministrada al ingresar a este Sitio es de exclusiva responsabilidad de las empresas, universidades, organismos, y/o terceros, que proveen la misma, siendo Fundación Arcor ajena a cualquier responsabilidad que sobre la misma pudiera corresponder.

La información se provee en el estado en que se encuentra. Fundación Arcor no es responsable por la veracidad y exactitud de la información que en este sitio se provea, ni por los cambios que sobre la misma pudieran acontecer, ni por las pérdidas o daños, sean directos, indirectos o emergentes, que pudieran surgir por la (i) falta de precisión o integridad de los datos, o demoras, interrupciones, errores u omisiones en la entrega de los datos o de cualquier otra información que Ud. reciba a través de este Sitio; o (ii) decisiones o medidas adoptadas por Ud. o por terceros sobre la base de los datos o información suministrada en el Sitio.

Los artículos que pueden conocerse a través de este Sitio son de propiedad exclusiva de sus respectivos autores. Cualquier redistribución, retransmisión o publicación de cualquier material se encuentra estrictamente prohibida sin el previo consentimiento del respectivo dueño o autor. En ningún caso el Sitio será responsable frente a los autores, por el uso que un visitante del Sitio pueda hacer de las obras en él incluidas en violación a ésta prohibición.

El acceso a otras páginas a través de este sitio no importará para Fundación Arcor obligación alguna respecto de la información que en estas otras páginas pudieran describirse, siendo esta responsabilidad única y excluyente de las empresas, organismos y/o terceros que la provean.

Las marcas y/o logos que se encuentren en este Sitio serán de única propiedad de las personas físicas y/o jurídicas que a su nombre las hubieran registrado.

Fundación Arcor no se responsabiliza por los errores u omisiones sobre la información brindada mediante el acceso a este Sitio, o a los demás sitios a los que a través del mismo se pudiera obtener.

Fundación Arcor no se responsabiliza por las demoras, interrupciones y defectos que pudieran existir en las transmisiones, así como tampoco de los virus o fallas del sistema o línea.

Con relación a la información, comunicación, material o mensajes que pudieran ser ofrecidos en este Sitio o la información que a través del mismo se pudiera obtener, Fundación Arcor se reserva el derecho de suprimir, cancelar y/o modificar de cualquier modo los datos o características de ellos no generando esto responsabilidad alguna para Fundación Arcor.

POLITICAS DE PRIVACIDAD

Declaración sobre la política de Fundación Arcor referente a privacidad de los datos incorporados al Sitio.

Declaración General

Debido a que Fundación Arcor recopila cierto tipo de información acerca de los usuarios del Sitio, creemos que usted debe entender plenamente nuestra política con respecto al uso de la información que recogemos. Esta declaración sobre política de privacidad revela qué información recogemos, cómo la usamos y cómo puede corregirse o cambiarse

1. ¿Cómo se reúne la información?

Fundación Arcor sólo reúne sus datos personales cuando Ud. los proporciona en forma directa y con su consentimiento expreso e informado. Los fines de Fundación Arcor al recoger información personal pueden ser para incluir servicios al Usuario, manejo de la red, encuestas, suscripciones, y otros intercambios de información en su Sitio.

Fundación Arcor no revelará ni compartirá esta información que puede identificar a las personas con ninguna otra empresa u organización sin el consentimiento informado del Usuario que proporciona dicha información (excepto cuando así lo requiera la ley o a solicitud del gobierno); tal consentimiento podría ser ofrecido al elegir la opción de recopilar información descrita en el punto 5, abajo. Los datos agregados permiten a Fundación Arcor analizar el tráfico del Sitio.

2. Qué hace Fundación Arcor con la información que recoge?

Fundación Arcor utiliza la información de contacto de los usuarios para enviar información sobre la Fundación Arcor. Los usuarios pueden optar por no recibir envíos en el futuro; véase el punto 5 abajo para elegir si desean recibir o no dicha información. Fundación Arcor puede usar la información personal para determinar los datos demográficos de sus usuarios y distribuir información estadística. Estos datos demográficos siempre representan información agregada y nunca identifican a un usuario específico. La información personal que usted le suministró a Fundación Arcor no será revelada a nadie fuera de Fundación Arcor. Fundación Arcor puede utilizar su dirección IP para ayudar a diagnosticar problemas con el servidor y administrar la página Web de Fundación Arcor.

3. Qué es una cookie?

Una cookie es un pequeño archivo de datos que algunos sitios Web escriben en su disco duro cuando usted los visita. Un archivo cookie puede contener tal información como la identificación del usuario que el sitio utiliza para rastrear las páginas que usted ha visitado. Pero la única información personal que un cookie puede contener es información que usted mismo suministra. Una cookie no puede leer datos de su disco duro ni leer los archivos cookie creados por otros sitios.

De de vez en cuando, el Sitio de Fundación Arcor utiliza cookies para rastrear los patrones de tráfico del usuario. Si usted ha ajustado su navegador para que le avise antes de aceptar cookies, recibirá el mensaje de advertencia con cada cookie. Usted puede rehusar aceptar cookies, desactivándolas en su navegador. Usted no necesita tener las cookies activadas para usar el Sitio de Fundación Arcor. Si usted rehusa aceptar cookies, existe la posibilidad de que usted no tenga acceso a ciertos aspectos del Sitio.

El Sitio de Fundación Arcor podría contener enlaces con otros sitios. Fundación Arcor advierte que al no ser titular de la información contenida en, u obtenida a través de, estos vínculos, no es responsable de la veracidad de los mismos ni de la política de privacidad de dichos sitios. Tenga en cuenta que las salas de conversación, foros, tableros de mensajes y/o grupos noticiosos de otros sitios, a los cuales se pudiera acceder a través del Sitio de Fundación Arcor, tampoco resultan servicios prestados por Fundación Arcor ni ésta tiene control sobre los contenidos o la información brindada por ellos.

Recuerde que cualquier información que se revele en estas áreas pasa a ser de dominio público y es usted quien debe tomar precauciones al decidir si desea revelar información personal.

4. Con quién se comparte la información?

El Sitio de Fundación Arcor no comparte información sobre usuarios individuales con ningún tercero u otras empresas. No obstante, tal como se mencionó anteriormente, el Sitio puede compartir información estadística agregada sobre su uso o los servicios de Fundación Arcor para adaptar mejor su contenido a las necesidades de los usuarios y clientes, de acuerdo a los datos demográficos recopilados.

5. Opciones del usuario de recibir o no recibir información

Si por cualquier motivo Fundación Arcor decide recoger y utilizar información que identifica a las personas para cualquier fin que no se haya enumerado anteriormente, Fundación Arcor informará a los usuarios sobre el uso de información que puede identificar a las personas individualmente No obstante cualquier otra provisión en esta declaración al contrario, Fundación Arcor tendrá el derecho de divulgar cierta información privada si es requerido por leyes generales o las autoridades regulatorias o legales, para proteger nuestros derechos y/o intereses. Fundación Arcor tiene la capacidad de recoger información sobre los usuarios relacionada con sus intereses. A fin de servirle mejor y ajustar la experiencia de Fundación Arcor a sus necesidades, Fundación Arcor le podrá ofrecer a usted la opción de recibir información de terceros sobre temas que sean de su interés. Según se mencionó anteriormente, Fundación Arcor puede usar la información de contacto del usuario para enviarle información al usuario sobre Fundación Arcor. Los usuarios pueden elegir no recibir envíos futuros, modificando esta opción donde se indique o mandando un mensaje por correo electrónico con su nombre a: [poner dirección de e-mail]

6. Opciones del usuario de modificar la información suministrada.

El Sitio de Fundación Arcor ofrece a los usuarios la capacidad de corregir o cambiar la información recogida durante la registración (véase el punto 5 arriba). Las instrucciones para hacerlo se pueden encontrar en el área de actualización de datos. Los usuarios pueden cambiar esta información en cualquier momento y tan a menudo como sea necesario.

7. Procedimientos de seguridad.

Cuando se trata de información que a criterio de Fundación Arcor haya que proteger, el Sitio opera con sistemas de protección estándar de la industria y de protección de contraseñas. El Sitio de Fundación Arcor utiliza el protocolo de seguridad [cuál?] para transferir datos del navegador al servidor. La información pública no se encuentra protegida.

8. Cambios en la política de Fundación Arcor referente a privacidad.

Si Fundación Arcor decide cambiar su política sobre privacidad para el Sitio www.fundacionarcor.org, anunciará aquí dichos cambios, de manera que usted siempre pueda saber qué información recoge, cómo podría usar dicha información y si la revelará a alguien.