En vacaciones, no olvidarse de la alimentación saludable

Llevar adelante una alimentación equilibrada y variada, junto con el juego y la actividad física, es importante para el crecimiento integral y una mejor calidad de vida a largo plazo. Algunas ideas para tener en cuenta.

Los pilares de una vida saludable son la actividad física, el juego y una alimentación saludable. Esta afirmación es fundamental para la infancia, porque es la etapa donde se sientan las bases de un crecimiento integral y una mejor calidad de vida a largo plazo.

Ver: Vacaciones a puro juego y movimiento

Como los niños atraviesan una etapa donde los hábitos aún no están consolidados, es fundamental que los adultos realicen un proceso de desaprender los propios para incorporar una alimentación equilibrada y variada que aporte todos sus beneficios. Entre ellos, previene la malnutrición, anemia, obesidad y trastornos de conducta; favorece el aprendizaje escolar; y reduce los riesgos de sufrir algunas enfermedades.

“Ni que sobre, ni que falte”, esa es la consigna para la dieta de niños y grandes. Además, es conveniente que sea variada en cuanto a disponibilidad, diversidad, frecuencias saludables, porción justa, y dar lugar a nuevos aromas y sabores. 

Por ejemplo, en las vacaciones de verano, los licuados de frutas pueden ser una buena opción para que los chicos se hidraten luego de jugar con sus amigos. También, las frutas pueden estar a la vista y disponibles para que puedan servirse de ellas. 

Para multiplicar las bondades de la buena alimentación, es clave no dejar afuera la actividad física. La vida activa también es un hábito y la disponibilidad corporal se enseña. En ese sentido, no hay que excluir a ninguna de las partes de las estrategias fundamentales para un crecimiento integral.

Ver Informe periodístico: Jugar y moverse, una combinación saludable

 

Información relacionada

El proyecto PEM, qué nació al ver cómo se trepaban los chicos a los árboles

Espacios, tiempos y posibilidades para una infancia más activa

 

Te puede interesar

“Me quedó grabado que hay que comer de todo y variado”

Marina Escalada: "Estoy trabajando con tejido de calabaza desde 2006"

Un día más que saludable