Comunidades Educadoras

La comunidad tiene un rol indispensable para garantizar el derecho al juego y el acceso de los chicos a más oportunidades educativas. Ése es uno de los propósitos del Programa Comunidades Educadoras, impulsado por Fundación Arcor y Grupo Arcor.

Comunidades Educadoras
Comunidades Educadoras

Las comunidades tienen una gran responsabilidad en generar las condiciones para que los niños y las niñas puedan ejercer plenamente su derecho a jugar, ya sea en la escuela, en la casa o en la plaza de la ciudad.
A través del programa “Comunidades Educadoras”, Fundación Arcor acompaña propuestas que buscan la generación de mejores oportunidades educativas para la infancia.  El trabajo se coordina de manera conjunta con Grupo Arcor a través de los comités de Relaciones con la Comunidad en las localidades con plantas de la empresa, con la intención de aportar a su desarrollo de base; y también con la Fundación Caminando Juntos, de acuerdo al territorio donde se implementa.
El objetivo del programa es trabajar de forma articulada con las comunidades, involucrando a las familias, organizaciones sociales y al Estado en sus diferentes niveles, en la creación, el fortalecimiento y la promoción de espacios, tiempos y condiciones socioeducativas favorables para los chicos en situación de vulnerabilidad social. Los proyectos que han recibido apoyo desarrollan variadas estrategias socioculturales que estimulan y promueven el juego y las actividades artísticas desde una mirada integral y desde la perspectiva de los derechos de los niños y niñas, dentro de su localidad. Principalmente son desarrollados por organizaciones de la sociedad civil, tales como centros comunitarios, bibliotecas, clubes deportivos, comedores infantiles, entre otros, los que diseñan e implementan las propuestas a escala territorial.
Cuando los niños juegan, están encontrándose con otras formas de ser, de transformar estructuras, de traspasar fronteras. Jugar es una activad saludable, que los ayuda en su crecimiento. Por eso, el juego es un derecho de los niños que no puede pensarse aisladamente de otros que también reconoce la Convención sobre los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (1990).

En números

El programa “Comunidades Educadoras”, que durante 2013, aprobó un total de 13 proyectos: Tres en San Luis, uno de ellos en un paraje rural, desarrollado en alianza con Fundación Caminando Juntos; uno en Córdoba y otro en el paraje rural Cruce Viejo, en la provincia de Chaco. Las otras ocho iniciativas se distribuyen entre los cinco Nodos que conforman la organización RedOnda (NOA, Centro, NEA; Sur y Cuyo), abarcando las provincias de Salta, Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, Río Negro, Neuquén, Mendoza y La Rioja. En total, los proyectos tuvieron como protagonistas a 4.255 niños y niñas de 0 a 8 años, y a 1567 adultos.
El apoyo de Fundación Arcor, Grupo Arcor y Fundación Caminando Juntos consiste en financiamiento y acompañamiento a las propuestas con asistencia técnica durante la elaboración y capacitación durante la ejecución de los proyectos.

Información relacionada:

Un salto a más oportunidades educativas

¡Juguemos!

Te puede interesar

Video Programa Comunidades Educadoras (institucional)
RedOnda para la participación infantil
Jugando en San Luis
Comunidades a medida de la infancia
Jugar desde los primeros años de vida
“El arte transforma”-Entrevista Andrea Lelli
“A jugar se aprende jugando”-Entrevista Miguel Ángel Roldán
¿Qué opinan los chicos del espacio público?