Un salto a más oportunidades educativas

En la ciudad de Salto, provincia de Buenos Aires, los chicos y las chicas de la Escuela N° 3 disfrutan jugando en la Ludoteca La Trochita. Un proyecto que surgió a partir del programa Comunidades Educadoras.

Imagen nota 2
Imagen nota 2

Las vías del tren separan el Barrio Trocha del resto de la ciudad. Justo allí se encuentra la Escuela Provincial N° 3 “Gral.  José de San Martín”, donde funciona la Ludoteca La Trochita. Los niños y niñas de la escuela pocas veces cruzan las vías y conocen más allá del extremo de la ciudad que habitan. Tampoco son muchas las posibilidades que tienen de acceder a oportunidades educativas y culturales: “Nuestros niños no salen de su barrio. El centro no queda lejos, son unas  diez cuadras aproximadamente, pero los papás no los llevan. Desde la Municipalidad y la Dirección de Cultura hay muchas actividades gratuitas de arte, deportes, pero nuestros alumnos no concurren. Por eso pensamos en un lugar para jugar y para disfrutar del tiempo libre”, explica Claudia Vidal, docente, directora de la escuela y coordinadora del proyecto.
Este fue el diagnóstico que dio origen al proyecto de la ludoteca. El mismo, fue presentado en el marco del Programa Comunidades Educadoras, que impulsan Fundación Arcor y Grupo Arcor en la localidad, y que busca generar espacios lúdicos que estimulen la expresión, producción, creación y el intercambio socio-cultural que integre a niños, niñas y adultos.
“La invitación a participar del Programa llegó a la escuela, y luego de la primera reunión en la que se dieron a conocer los objetivos, comenzamos a trabajar con el equipo de Fundación Arcor. La relación arrancó a mediados de 2012 con las capacitaciones para nosotros, los encuentros y el armado de la propuesta”, señala la directora.
En La Trochita trabajan de manera conjunta la Escuela N°3, el Jardín N° 906, la Sociedad de Fomento del Barrio Trocha y el Programa “Patios Abiertos”, que funciona los sábados en la escuela con actividades recreativas para los alumnos.
Son 290 los estudiantes en la escuela primaria y 90 los que van al Jardín, todos ellos viven con sus familias en el Barrio Trocha y en Pancho Sierra.
Durante 2013, desde la Ludoteca se llevaron adelante actividades de teatro leído y teatro de sombras, y se realizaron encuentros de juegos con las familias y los niños del Jardín. Los resultados recogidos con la aplicación del proyecto, son positivos. La intención es que los juguetes, juegos y recursos armados estén a disposición en distintos lugares de la escuela y de la Sociedad de Fomento (fuera del horario escolar), para que los chicos jueguen y disfruten de otras actividades.
Por otra parte, desde la institución están trabajando en estimular la participación de los padres. “Con las familias es un desafío permanente, este punto hay que trabajarlo mucho, no es una comunidad en la que los convocás y vienen enseguida”, explica. Claudia trabaja en la docencia desde hace 38 años, y además es bibliotecaria. “Estoy convencida de que la vida de nuestros chicos puede ser mejor y es a través de una educación responsable, compartida y madura”.

Información relacionada:

Comunidades Educadoras

¡Juguemos!

Te puede interesar

Suplemento Ponerle el cuerpo al juego
Ensaladitas de arte
Video Programa Comunidades Educadoras (institucional)
RedOnda para la participación infantil
Jugando en San Luis
Comunidades a medida de la infancia
Jugar desde los primeros años de vida