La imaginación infantil en la cultura digital

¿Las infancias, en la cultura digital, transforman su condición humana?, ¿transforman aquello tan valioso de su interior que es su capacidad para imaginar, asombrarse, pensar? Esta es una de las preguntas que se hace Alicia Entel en un artículo de la última edición de Por Escrito.

Alicia Entel interpela a las nuevas tecnologías desde el valor, recorrido y profundidad de la imaginación y el asombro. Hace pie en un clásico de la literatura, como El principito de Antoine de Saint-Exupéry, puntualmente en una de sus geniales afirmaciones, aquella de que "lo esencial es invisible a los ojos". Acciona la idea de que no todo puede (ni está) visible, ni puede ser guardado en una mega-memoria tecnológica. Su artículo en la revista Por Escrito N°12 se titula "La imaginación en la cultura digital".

 

Entel es investigadora en Comunicación, profesora consulta de laUniversidad de Buenos Aires (UBA), magister en Ciencias Sociales con mención en Educación (Flacso) y doctora en Filosofía (Imagen y Cognición) por la Universidad Paris VIII. Dirige la Walter

Benjamin, Instituto de Comunicación y Cultura Contemporánea. Ha coordinado,entre otros, el proyecto Infancias: VariosMundos. Acerca de la inequidad en la infancia en Argentina (Fundación Arcor- FWB) que lleva publicados 11 libros.

 

La especialista afirma que “los mecanismos para extender las tecnologías digitales han sido múltiples y simultáneos; las actualizaciones en materia tecnológica se miden en instantes; la

marea envuelve, avanza. Pero tal marea no siempre se produce junto con el enseñar a nadar,

a prevenir desastres, a apropiarse de los recursos de modo acertado y creativo...”.

 

Plantea además que "no es posible analizar el fenómeno de lo digital solo en términos de los usos de determinados dispositivos, lo cual sería un tanto superficial, sino que debemos reconocerle toda su densidad".

 

Por Escrito es la publicación temática de Fundación Arcor Argentina, Fundación Arcor Chile e Instituto Arcor Brasil. La revista aborda a nivel regional, temas vinculados con la situación de las infancias y las oportunidades educativas.

 

A continuación, publicamos el comienzo del artículo:

 

Tal vez uno de los relatos más conocidos de la literatura infantil sea El principito de Antoine de Saint-Exupéry. Así comienza:“Cuando yo tenía seis años vi en el libro sobre la selva virgen, Historias vividas, una grandiosa estampa. Representaba una serpiente boa

comiéndose a una fiera”.

 

En el libro se afirmaba: “La serpiente boa se traga su presa entera, sin masticarla. Luego, como no puede moverse, duerme durante los seis meses que dura su digestión”. Reflexioné mucho en ese momento sobre las aventuras de la jungla y logré trazar con lápices de colores mi primer dibujo”.

 

Enseñé mi obra de arte a las personas mayores y les pregunté si mi dibujo les daba miedo. – ¿Por qué habría de asustarme un sombrero? –me respondieron. Mi dibujo no era un sombrero. Representaba una serpiente boa que digiere un elefante. Entonces dibujé el interior de la serpiente boa para que las personas mayores pudieran comprender. Los mayores siempre tienen necesidad de explicaciones.

 

Las personas mayores me aconsejaron abandonar el dibujo de serpientes boas, fueran abiertas o cerradas, y poner más interés en la geografía, la historia, el cálculo y la gramática. De esta manera, a la edad de seis años abandoné una magnífica carrera de pintor. Había quedado desilusionado por el fracaso de mis dibujos número 1 y número 2.

 

Las personas mayores son incapaces de comprender algo por sí solas y es muy fastidioso para los niños darles explicaciones una y otra vez.”

 

En pocas palabras y con rotunda sencillez, el autor exponía el maravilloso don de los humanos: la imaginación. En el libro están presentes las rosas y los satélites, la amistad y el cosmos. El ver donde otros no ven, el imaginar a partir de una realidad del interior del ser

humano, que es “invisible a los ojos”.

 

Una de las preguntas que nos motivó fue: ¿las infancias, en lacultura digital, transforman su condición humana; aquello tan valiosode su interior que es su capacidad para imaginar, asombrarse, pensar? Pregunta no para responder por sí o por no, sino casi como pretexto para deconstruir itinerarios de lo que caracteriza al universo infantil y sus capacidades cognitivas, afectivas, imaginativas y motorasen este aquí y ahora. Y supuestamente interrogarnos acerca de qué cambian, cuando una suerte de segunda naturaleza cultural lasinviste y atraviesa.

VER LA NOTA COMPLETA  DE ALICIA ENTEL EN POR ESCRITO N° 12 "NIÑEZ Y TECNOLOGÍA".

 OTROS ARTÍCULOS DE LA REVISTA POR ESCRITO N°12

La nueva “autonomía” de los adolescentes

“Conectados, pero no embobados”

Niños “tecnológicos” en la era de Internet

Marcela Czarny: "Es importante que los adultos no perdamos nuestro rol en el vínculo con las tecnologías".

"Mi vida en Instagram es tal cual mi vida, pero un poco más linda”

Carolina Duek en la presentación de Por Escrito: "Hay que romper la creencia de que todo lo pasado fue mejor"

La educación en el contexto digital

¿Desde qué edad los niños pueden tener acceso a pantallas?