Los derechos de los niños se hacen grandes

Este 20 de noviembre se cumplen 29 años de la sanción de la Convención de los Derechos del Niño por parte de Naciones Unidas. Desde entonces, la vida de niños y niñas ha cambiado.

La Convención de los Derechos del Niño (CDN) cumple 29 años este 20 de noviembre y se hace grande. Fundación Arcor recuerda este aniversario tan importante para la niñez renovando su compromiso con la causa de la infancia en toda la región, a la par de promover el derecho al juego de niños y niñas en todos los idiomas, incluido el "emoji". La intención es que el juego, una actividad fundamental para el desarrollo y crecimiento de niños y niñas, ingrese también al mundo digital y sea parte de la conversación cotidiana de millones de personas en todo el planeta.

Para hacerlo, hay que adherirse a la campaña #niñasyniñosjugando. ¿Cómo?

-Firmando la petición en Change.org para que Unicode Consortium la acepte: www.fundacionarcor.org/emoji.

-Poniendo "Me Gusta" o "compartiendo" en Facebook, Twitter y en YouTube el video de la campaña con #NiñasyNiñosJugando 

Y no te olvides de agregarle los Hashtags #niñosjugando #niñasjugando.

¿Por qué el juego? Porque en el artículo 31, apartado1, la CDN dice que "Los Estados partes reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes". Mientras que en el 2 agrega: "Los Estados Partes respetarán y promoverán el derecho del niño a participar plenamente en la vida cultural y artística y propiciarán oportunidades apropiadas, en condiciones de igualdad, de participar en la vida cultural, artística, recreativa y de esparcimiento".

¿Y por qué una campaña? Porque los niños y niñas representan un cuarto de la población mundial (aproximadamente 2.000 millones), y como tal, están sub representados en el universo “emoji”, volviendo invisible la actividad principal de los niños, que es el juego.

Por cierto, la CDN ha permitido incorporar a los niños como sujetos de derechos, superando la concepción tutelar existente hasta ese momento. A partir de 1989, los Estados, junto a las comunidades y organizaciones de la sociedad civil y el sector privado trabajan para garantizar los derechos de la infancia.

VER AQUÍ LA CDN.

Se trata de una fecha para celebrar y, sobre todo, para reflexionar acerca de la situación de la infancia y el pleno ejercicio de sus derechos. Si bien se han producido avances en toda la región, sobre todo en materia legal, se siguen produciendo situaciones de inequidad, falta de acceso a derechos -educación, salud, juego, recreación, alimentación- o ausencia de instancias para escuchar sus opiniones o permitir su participación.

La Convención establece que los chicos y chicas gozan de derechos especiales que se organizan en cuatro Principios Generales:

-Interés Superior del Niño: máxima satisfacción integral y simultánea de derechos.

-No-discriminación: individualmente, contra grupos específicos, ni contra el grupo poblacional integro.

-Participación: toma en cuenta su opinión y derecho a ser escuchados.

-Supervivencia y desarrollo: garantizar en la máxima medida la supervivencia y el desarrollo del niño, en su sentido más amplio.

La concreción de los derechos es una obligación del Estado, pero la comunidad tiene una gran responsabilidad también en garantizar su pleno ejercicio. Se requiere de la participación activa de toda la sociedad,  y la definición de políticas públicas orientadas a intervenir en la restitución de los derechos que no se cumplen y a fortalecer las estructuras y mecanismos para garantizarlos.

En ese sentido, Fundación Arcor Argentina, Fundación Arcor Chile y el Instituto Arcor Brasil, trabajan diariamente en promover el ejercicio y vigencia de los derechos comprendidos en la CDN.