Desafíos urbanos para la equidad en la infancia

En este artículo, la ONG Equidad para la Infancia señala que "el desarrollo integral y el bienestar de niños y niñas resulta condicionado por inequidades que generan desventajas desde el inicio de la vida" y propone un modelo de intervención.

La ONG Equidad para la Infancia, en un artículo escrito por Mildred Ferrer y Verónica Bagnoli, afirma que "la población infantil es de los grupos más afectados por las inequidades urbanas. Aunque niños, niñas y adolescentes que viven en grandes urbes parecen contar con mejores condiciones generales de vida, la ‘ventaja urbana’, que supone el acceso a mejor educación, servicios, empleo y calidad de vida, no se materializa para muchos de ellos/as".
"Al proponer un enfoque centrado en la equidad, queremos hacer énfasis en la urgencia de respuestas de política pública dirigidas a los niños y niñas en situación de mayor desventaja, con el fin de alcanzar sociedades más justas, incluyentes y participativas”, afirma Alberto Minujín, director de la organización.
El artículo -que forma parte de la serie Apuntes de Debate, publicada en el sitio Web de la ONG- hace hincapié en que "el desarrollo integral y el bienestar de niños y niñas resulta profundamente condicionado por inequidades que generan desventajas desde el inicio de la vida. Aspectos como el lugar de residencia, género, pertenencia étnica, condiciones de discapacidad, entre otros, también condicionan las posibilidades de alcanzar el bienestar en términos físicos, emocionales, materiales, y contar con un entorno de protección”.

Explica que "cuando realizamos análisis de evidencia estadística con datos desagregadosy territorializados, se observa -por ejemplo- que el derecho a la vida de los niños y niñas todavía está determinado por el lugar en donde nacen".

"¿Cómo podemos avanzar hacia la equidad en el contexto local? -se preguntan luego las autoras- Para hacer frente a esta problemática, Equidad para la Infancia ha diseñado un sistema de medición y monitoreo que permite evaluar las condiciones de bienestar e inequidades de la infancia urbana, así como plantear procesos de incidencia directa en las políticas locales, que permitan impulsar mejoras en los servicios e instituciones que deben garantizar los derechos de niños, niñas y adolescentes".

“Este ejercicio se ha comenzado a implementar en diversas ciudades latinoamericanas. La metodología aplicada garantiza que el sistema pueda ser replicado en tanto se adapte a los contextos locales. Tomando la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) como punto de partida, la herramienta permite hacer uso de evidencia estadística para entender las implicaciones reales de las privaciones que experimentan los niños y niñas a lo largo de sus vidas", puntualizan.

Más adelante, señalan que "la propuesta comprende la construcción y análisis de una batería de indicadores, que permita analizar las condiciones de vida de niños, niñas y adolescentes que viven en determinados contextos locales; la identificación de inequidades y desigualdades de acuerdo a sus condiciones de vida y su pertenencia a determinados grupos vulnerables; la vinculación de la sociedad civil en la contraloría y seguimiento de las políticas públicas dirigidas a la infancia y la movilización de la opinión pública y los gobiernos locales para la mejora de las intervenciones y la priorización de la inversión en la infancia local".

“De esta forma-explican- la propuesta se delimita a partir de cuatro elementos: su comprensión y apropiación como herramienta para la acción social y política; su aplicación en ámbitos locales y municipales; la promoción del bienestar en la infancia; y la identificación de las inequidades que viven niños/as y adolescentes" y definen que "hacer uso de la herramienta se traduce en acciones efectivas de contraloría social, la incidencia en políticas locales, el fortalecimiento de la sociedad civil y la generación de impacto directo en la calidad de vida de los niños y niñas que viven en las ciudades".

Aquí se puede leer el artículo completo.