30º Aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño: hagamos que no sea sólo una declaración

Hoy 20 de noviembre se celebra el 30º Aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, que establece los principios universales que garantizan su pleno desarrollo como seres humanos.

El 20 de noviembre de 1989, la asamblea de Naciones Unidas sancionó la Declaración sobre los Derechos del Niño, un acuerdo vinculante que establece una serie de principios que deben cumplir todos los países que lo ratifican (algo que han hecho 195 estados). Desde la mirada actual, puede resultarnos difícil comprender la importancia de este acuerdo, cuyo texto final requirió diez años de trabajo, y que estableció pisos mínimos a los que todos los países deben ajustarse, como así también disponer todos los esfuerzos pertinentes para su cumplimiento. 

La Convención gira en torno a cuatro principios fundamentales: 

  • No discriminación (todos los niños son iguales, independientemente de las circunstancias de su nacimiento como raza, religión, físico, etc). 

  • Interés superior del niño. En caso de conflicto, siempre debe primar su bienestar.

  • Derecho a la vida, supervivencia y desarrollo. 

  • Participación infantil, posibilitando que su opinión sea escuchada y tenida en cuenta. 

Como explica la asesora internacional de derechos humanos Analía Iglesis Larroquette, la Convención nos obliga a mirar y comprender que más allá de las “diferencias territoriales o culturales, todos los niños y niñas merecen las mismas condiciones para el desarrollo de su potencial”. Además, convierte a los niños en “sujetos de derecho”, lo que significa que todos, absolutamente todos, son merecedores de un trato digno, justo y con oportunidades. 

 

¿Qué podemos hacer?

Si bien los Estados son garantes del cumplimiento de los derechos consagrados en la Convención, también es responsabilidad de cada uno de nosotros asumir un compromiso por su cumplimiento. Independientemente del lugar que ocupemos en la sociedad, o de si tenemos contacto directo con niños en nuestras familias o lugares de trabajo, todos tenemos algo que hacer en relación a los Derechos de la Niñez. 

Nuestra primera responsabilidad con los derechos de la niñez es conocerlos y difundirlos. Por eso, desde Fundación Arcor Argentina, Fundación Arcor Chile y el Instituto Arcor Brasil hemos desarrollado una campaña que además de una serie de videos en español y en portugués, comprende un desafío digital: si te sumas, además de aprender sobre los derechos de niños y niñas, puedes obtener una “insignia de compromiso”. 

Sólo tienes que responder diez preguntas sencillas en relación al tema, basadas en la Convención sobre los Derechos del Niño y algunos datos curiosos sobre su implementación. Cuando tengas tu insignia, esperamos que la compartas en tus redes sociales para que otros puedan sumarse también al desafío. Porque creemos que conocer, es el primer paso para comprometerse.

¡Contamos con tu compromiso! 

Para obtener tu insignia, click aquí: www.aniversario.fundacionarcor.org