Una mirada sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible con foco en las niñas

El estudio que publican Nicole Campos y Viviana Santiago en la edición Nº 13 de nuestra revista Por Escrito otorga datos reveladores sobre los derechos de una población doblemente vulnerada: las niñas.

Viviana Santiago es pedagoga y hace más de 13 años trabaja en el tercer sector, en organizaciones internacionales que se especializan en la promoción de derechos, particularmente, los derechos del niño y del adolescente. Nicole Campos es socióloga y magíster en Ciencias Sociales por la Universidad Federal do Maranhão (UFMA). Trabaja en el sector de desarrollo desde hace 10 años, tiene una certificación en Gestión de Proyectos para el Desarrollo Profesional (PMD Pro), y gran experiencia en la gestión de proyectos para la movilización de recursos para el tercer sector. Son las autoras del artículo “ODS Derechos de las niñas: desafíos y oportunidades”, en el que analizan esta temática específica. 

“Las niñas son el grupo más excluido del mundo y enfrentan discriminación y abuso solo porque son jóvenes y mujeres. En cada etapa, desde sus primeros años de vida hasta la edad adulta, afrontan diferentes desventajas en la educación, la salud, el trabajo y en la vida familiar, que se relacionan directamente con esa doble discriminación”, comienzan exponiendo las autoras. 

“Los compromisos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible representan un avance importante hacia el abordaje de los derechos de las mujeres y niñas. Algunos ejemplos incluyen metas para poner fin a la violencia de género y a prácticas nocivas como el matrimonio prematuro y forzado, y a la mutilación genital femenina. Otras resaltan la necesidad de acortar las brechas de género que quedan en cuanto a la educación, desnutrición, seguridad e higiene; y metas que reconozcan el tema encubierto del cuidado no remunerado y el trabajo doméstico que, muchas veces, niegan a estas niñas sus derechos a la educación y las oportunidades económicas”, explican.

Los desafíos pendientes 

Las autoras presentan los resultados de un estudio efectuado en Brasil por el Plan International Brasil, que entre otras cosas enumera materias pendientes sobre este tema (y que en mayor o menor medida permiten reflexionar sobre estos temas en otros países de América Latina): 

Violencias: las niñas son las más afectadas, tanto en los casos de abandono o negligencia, como en los de violencia física, psicológica y sexual. 

Salud: según los datos investigados, el embarazo en la adolescencia ha disminuido. Sin embargo, persisten los desafíos como garantizar la atención prenatal y el parto seguro a todas las adolescentes embarazadas, así como la expansión de la educación sexual en las escuelas. 

Educación: los datos manifiestan progresos importantes. Las niñas están presentes de forma simétrica en todos los niveles de enseñanza básica y superior. Pero existe un grupo menor, e igual de importante, de niñas que no asisten a la escuela y que no debe ser ignorado. 

Trabajo: encontraron algunos datos desagregados sobre la situación de las niñas en el aprendizaje, que indican la ocupación de otros lugares, aunque no los tradicionales del sexo femenino. No obstante, se necesitan más datos sobre el nivel de empleabilidad, desempleo, remuneración y sobre el perfil de las niñas en el mercado laboral. 

Estructuras jurídicas: algunos proyectos de ley e iniciativas de los poderes Legislativo o Ejecutivo, ilustrados en el informe, indican cuán amenazados están los derechos conquistados hasta ahora. 

Participación y empoderamiento: este es un tema para el que urge trazar las experiencias y definir los indicadores orientados al público de las niñas. 

Para ver el artículo completo, con información y datos más detallados, puede acceder libremente a nuestra revista Por Escrito en nuestro sitio web: 

 

https://www.fundacionarcor.org/es/biblioteca/detalle/2026